filename

En un reportaje en Caras y Caretas del 16 de noviembre de 2018, Leandro Grille le pregunta: “En estos momentos se están comenzando a debatir en el Parlamento cambios en las doctrinas militares. Por ejemplo, se está pensando abandonar oficialmente la doctrina de la seguridad nacional. Me interesaba abordar su pensamiento sobre estos temas. Me preguntaba cuál es la doctrina que el Ejército maneja con sus subalternos, con los soldados. Y entonces entré en contacto con un material bibliográfico que usted utiliza en la formación militar que me pareció sumamente interesante. Me refiero al libro del autor argentino Marcelo Gullo, La insubordinación fundante, que según entiendo tiene mucha importancia en la prédica actual de la comandancia. Y leyendo el libro, encuentro que Gullo plantea la existencia en el mundo de Estados subordinados, o sea, las potencias centrales de carácter imperialista y Estados subordinados, es decir, todos los Estados de la periferia. De acuerdo al texto, la estrategia para salir de esa condición periférica de los Estados subordinados de América del Sur, entre los cuales está incluido el nuestro, es la integración sudamericana. ¿Para el Ejército la integración sudamericana es un objetivo, es la utopía a cumplir?”

A lo que contestó el comandante en jefe de ese momento: “El Ejército Nacional se rige por las misiones y por las disposiciones legales que le marcan sus objetivos. En la Constitución se establece como misión principal del Ejército la defensa de la soberanía, la integridad territorial de la República, los recursos naturales. Y aparte tiene una serie de misiones subsidiarias que cumple a la vez en concurrencia con las misiones principales

(…)

El Ejército Nacional tiene que estar en condiciones de cumplir sus misiones constitucionales y para ello tiene qué saber cuáles son las amenazas, cuáles son los riesgos y cuál es el mejor camino para el país. (…)…lo que no se nos puede permitir nunca es ser sorprendidos por no haber seguido la evolución de los acontecimientos. Eso que usted dice es así, y nosotros en estos años hemos desarrollado una cátedra dentro de la materia Estrategia, en el Instituto Militar Superior en la cual hemos utilizado como base ese texto, La insubordinación fundante, de Marcelo Gullo, porque entendemos que es esencial para el país ver cuáles son los caminos de salida en el contexto internacional en el cual estamos inmersos. Independientemente del autor, el texto claramente habla de cuál es la única forma de dejar de ser objetos de la historia y poder algún día ser sujetos de la historia. Es decir, poder decidir sobre nuestra historia, sobre nuestro destino y él habla de la necesidad de llegar a un umbral de poder en el cual podamos hablar de igual a igual a las distintas potencias que existen hoy en el planeta.”

General®, Guido Manini Ríos. ¿La insubordinación fundante, es irse de la UNASUR, y volver al TIAR? ¿Volver al TIAR, controlado por EE.UU, es hablar de igual a igual con la primera potencia mundial? El mismo TIAR que no fue convocado cuando la guerra de las Malvinas. Yo pensaba que usted tenía más dignidad. Usted les mintió a sus subordinados. Usted al apoyar al actual gobierno y ser parte de él, quedará en la historia como un general genuflexo con el imperialismo. No invoque a Methol Ferré. ¿Con el ingreso al TIAR, nos estamos acercando a los Estados continentales?

Usted dijo que estaba en contra de una invasión a Venezuela. Y ahora en el gobierno, sigue las órdenes de Trump que quiere generar las condiciones políticas y diplomáticas para con el TIAR atacar a Venezuela. ¿Cuál es el verdadero Manini Ríos?

¿Usted va a ser cómplice del imperialismo yanqui que se quiere quedar con la mayor reserva de petróleo del mundo? ¿Ese es su nacionalismo? Usted, que se dice artiguista, ¿le parece que honra el pensamiento artiguista? Bueno, en la dictadura las FF.AA. que usted integraba fueron el brazo armado de la oligarquía y del imperialismo. Por eso le molesta hablar del pasado. El que calla otorga.

Autor: Pablo Reveca

Compartir

Comentarios