filename

A ver, esto es duro de asumir pero es la verdad: no todos los países volvemos a lo mismo. Para empezar, muchos ni siquiera han vuelto de la pandemia, mantienen la epidemia con el caos agregado de poner a funcionar toda la economía sin haber controlado al virus. No tienen otra, la gente no aguanta más medidas restrictivas del trabajo cuando el Estado no les sustenta la existencia. Casi todos ellos hicieron tarde, demasiado tarde, cuarentenas fallidas, que se fueron extendiendo y desgastando a medida que no alcanzaban los golpes de balde, últimamente controvertidas por ideologías específicas que enmascaran las presiones de los poderes económicos, con crecientes movilizaciones “libertarians” de los partidos neofascistas europeos (todos “anticuarentena” menos el húngaro y el polaco, que están en el gobierno). Otros sí, estamos cautamente volviendo, saliendo de la epidemia a fuerza de Estado, de Sistema de Salud admirable, pero los uruguayos no volvemos a ninguna normalidad, sino a la anormalidad de la “Ley de Urgente Concesión”, con el costo del COVID pagado enteramente por los sectores populares (casi toda la industria nacional, capas medias, clases trabajadoras, proletariado), mientras los sectores oligárquicos (financiero especulador, latifundista, oligopólico distribuidor de alimentos o medicamentos y otros pocos) e imperialistas, se enriquecieron aún más, al amparo del Presidente que “los prestigia” con la metáfora “el malla oro”.

Digo entre comillas “los prestigia” porque nadie tiene un prestigio solo, nadie tiene un solo pantalón para una sola pierna, ni en los circos. El “oro” del Presidente, “oro parece; plata no es” (que dijo García Márquez, parafraseando la adivinanza infantil, para definir a Europa tras volver de visitarla).

NORMAS Y NÚMEROS, CREÍBLES O NO

Para volver a la normalidad en Wuham, el gobierno chino realizó en dos semanas nueve millones y medio de hisopados entre la población de la capital de Hubei, con poco más de diez millones de habitantes. La primera semana se realizaron tres millones y medio. En la segunda fue creciendo día a día el número de test hasta superar el millón seiscientos mil por día. Los medios occidentales, juzgando por los resultados, niegan que los habitantes de Wuham hayan participado voluntariamente, pero a juzgar por los resultados deberían negar que el aislamiento social en Uruguay fue voluntario. Además niegan que se hayan presentado más de cuatro mil wuhameses voluntarios para recibir la vacuna en su segunda fase de pruebas, pero eso informa la prensa china. Lo cierto es que el despistaje dio menos de doscientos casos positivos, casi todos asintomáticos, en nueve millones y medio. Hubei se integró por completo a la actividad económica, social y cultural que ya está normal en China.

Wáng Lè, en Javiertzo, afirma que sí fue voluntaria la concurrencia al testeo, que no se hizo a domicilio y que el motivo, según ella, fue en parte el miedo al virus, porque en China no se descree de que haya sido una pandemia. https://www.youtube.com/watch?v=zckxxpYHtEw La credibilidad entre ellos es similar a la de los florentinos ante la peste del siglo XIV. Repasando la psicología de los personajes de Ginevra Degli Almieri, una obra de Giovachino Forzano, sobre la peste en la Florencia a fines del 1300, https://joseloolascuaga.blogspot.com/2020/05/teatro-y-pandemia.html recuerdo que todos los personajes, incluso el médico, sentían verdadero pánico ante la peste y ninguno suponía que las cuarentenas eran un truco del clero y las otras autoridades de las repúblicas eclesiásticas.

En Occidente, esta pandemia de 2020 transcurrió bajo fuerte descrédito en las medidas sanitarias y las más variadas sospechas de conspiraciones que “la inventaron o al menos magnificaron”.

¿PEOR EL REMEDIO QUE LA ENFERMEDAD?  

Al 6 de junio de 2020, en el rastreo en tiempo real de la Universidad John Hopkins, a la hora 7:33, Venezuela figuraba con 2316 casos comprobados de COVID-19, Paraguay con 1090 y Uruguay con 845. Argentina con 22.020 y Brasil con 277.149. La John Hopkins University recoge los datos oficiales de la Organización Mundial de la salud. Brasil es el país sudamericano con más contagiados por millón de habitantes, Paraguay con menos, seguido de Uruguay y Venezuela, luego está Argentina, pero la Presidencia de la República Argentina incluyó en su gráfica sobre la evolución del coronavirus a USA (con 1.920,061) y a todos los países sudamericanos menos a Venezuela. Como La Diaria de Uruguay. Inexplicable. Si desconfían de los datos oficiales, no hay más motivos de Venezuela que de Ecuador, que declaró que no podía contar los muertos por el desborde o que países donde los test que se realizan son muy pocos comparados con Venezuela.

Venezuela se encuentra rodeada de países donde el brote está completamente descontrolado. Más de dos mil kilómetros de frontera terrestre con Brasil y de dos mil doscientos con Colombia, le hacen imposible detener muchos ingresos de emigrantes que vuelven por las trochas (trocheros les llaman) para evitar las cuarentenas en los puestos fronterizos, que además están recibiendo decenas de miles desde Brasil y Colombia. Esto elevó el número de contagiados pero sigue siendo mucho menor al de sus vecinos. Y ayer mismo volvió a recibir ayuda humanitaria con el puente aéreo diario desde China, que, en sus discursos y acción, hace contundente su decisión firme y declarada, en la confrontación estratégica con USA que se vio obligada a asumir. https://www.telesurtv.net/news/venezuela-recibe-ayuda-humanitaria-procedente-china-20200606-0018.html#

En Chile y Colombia se está volviendo a la anormalidad de las protestas y las violentas represiones ante el hambre que mata más que la epidemia que colapsó el sistema de salud y ya está obligando a elegir a quien atender o no, igual que ocurrió en España e Italia. Perú recurrió a los médicos cubanos, igual que Italia en su momento peor. Anteayer el personal de salud cubano, ya cumplida su tarea, fue despedido con multitudinario agradecimiento por un pueblo que empieza a recuperarse. En Brasil y Bolivia, donde los golpistas a Dilma, al PT y a Evo y al MAS, echaron a los médicos cubanos, la situación es calamitosa. Al ministro de la dictadura boliviana no se le ocurre mejor manera de explicar el COVID que jugando en pantalla con muñecos de Thanos y los vengadores https://www.publico.es/tremending/2020/06/06/la-surrealista-explicacion-sobre-la-covid-19-del-gobierno-de-bolivia-con-los-munecos-de-thanos-y-los-vengadores/ discriminando a las tortugas ninja. Sería cómico si no fuera tan trágico, dijera Michellini.

Y a la anormalidad de Bolsonaro en Brasil.

EL INFIERNO DE BRASIL

En un artículo de este domingo, Frei Beto habla sobre los tiempos actuales: "Las últimas palabras de George Floyd también se aplican a Brasil", advierte. "'No puedo respirar' cuando, en Brasil y Estados Unidos, los ciudadanos son golpeados, arrestados, torturados y asesinados por el "crimen "de ser negro y, por lo tanto, 'sospechosos'"

“…este Brasil desgobernado por militares que amenazan las instituciones democráticas y exaltan el golpe de estado de 1964 , que implantó 21 años de dictadura; elogian a los torturadores y milicianos (escuadrones bolsonaristas); plagian a los nazis; manipulan símbolos judíos; planean, en reuniones ministeriales, actuar en contra de la ley; hablan blasfemias en reuniones oficiales, como si estuvieran en una guarida de ladrones; se burlan de aquellos que observan los protocolos de prevención de pandemias y salen a la calle, indiferentes a los más de 31 mil muertos y sus familias, como si celebraran tal letalidad”.

Con ese Brasil tenemos frontera terrestre y afinidad presidencial, con ese Brasil tenemos tres ciudades que son, en los hechos, binacionales.

LUC Y REFERÉNDUM

A Bolsonarizar nuestro país viene la Ley de Urgente Concesión. Si el FA no impulsa con todas sus fuerzas un referéndum contra la LUC camina hacia su agonía. El legislador frenteamplista Carrera, declaró que el referéndum a la LUC puede quedar por el camino. La que va a quedar por el camino es la fuerza política popular que no se sume a las iniciativas de la intersocial contra la LUC, así se llame Frente Amplio.

En las instrucciones de Cortázar para tener miedo, la conciliación con la LUC figura antes que cualquier pandemia. Exactamente después de la página en blanco perdida en algún lugar del volumen de un libro vendido en un pueblo de Escocia, leída al dar las tres de la tarde.   

 

 

Autor: Joselo Olascuaga

Compartir

Comentarios