filename

Contenido de la presentación de Mario Pérez en representación del Equipo de Ciencia y Tecnología del Departamento de Desarrollo Productivo del PIT CNT en el Seminario “Pandemia: Experiencias Internacionais de Combate ao Covid 19” organizado por la Universidade Federal do Sao Paulo. Abril 22 de 2021.

 

HISTORIA DE LAS CATÁSTROFES

La humanidad ha vivido muchas situaciones de catástrofe. Millones de muertos. Y ninguna ha sido sólo un problema sanitario, sino que han sido globales y además de sanitarias, económicas, sociales, éticas y morales.

La Peste Negra. Entre 1347 y 1353. Epidemia producida por una bacteria, Yersinia Pestis. Trasmitida por las picaduras de pulgas vehiculizadas por ratas, conejos, etc. Se calcula que provocó entre 75 y 200 millones de muertos. Pasaron muchos años sin que se conociera la causa. La ciencia en esos años, prácticamente no exisitía. Las respuestas se buscaban en las religiones y en los prejuicios.

La colonizacion de América. A partir de 1492 las sucesivas oleadas de conquistadores europeos trajeron muerte y enfermedades a los nativos de América. En menos de 100 años, bajó la población de América de aproximadamente 60 millones a sólo 6 millones. El 90 % de la población fue exterminada por querra y por enfermedades desconocidas hasta ese momento. Esta despoblación provocó hasta un cambio climático. Volvieron a crecer enormes extensiones de bosque y selva, esto cambió la carga de anhídrido carbónico.

Gripe española. Se desató en Europa en 1918. Provocada por el virus de la Influencia. Duró 2 años y provocó de 50 a 100 millones de muertos.

SIDA. La coincidencia de síntomas como el Pneumociti Carinni y el Sarcoma de Kaposi en determinados pacientes hizo sospechar en 1981 de la presencia de una nueva enfermedad. Recién en 1984, investigadores casi en paralelo, franceses y norteamericanos logran aislar al virus del HIV. Tres años después. Datos del 2017 reportan la muerte de 35 millones de personas en todo el mundo.

SARS-CoV-2. Covid 19. El 30 de diciembre de 2019, se reporta una enfermedad básicamente respiratoria en un lugar de China. El 10 de enero del 2020 ya se había logrado aislar al virus responsable y secuenciado su genoma. ¡En tan sólo dos semanas! A la fecha de esta nota, ya están prontas 13 vacunas, 272 vacunas más en desarrollo, más de 270.000 publicaciones científicas y hasta hoy 3 millones de muertos. Ya buena parte de la población mundial, está en proceso de vacunación.

Hoy contamos con muchas fortalezas proporcionadas por la ciencia. Ya nos han alertado en epidemias anteriores que fueron controladas y no se descarta que haya nuevas epidemias con las características del SARS CoV-2. Covid 19. Hay que destacar lo útil que fue el intercambio del conocimiento en en las anteriores epidemias lo que facilitó la rápida identificación y la produción de las vacunas correspondientes.

 

MAYOR DESIGUALDAD

Ninguna de las grandes crisis descritas fueron sólo sanitarias. Esta tampoco. Y ya vemos muchos fenómenos que hacen pensar y reaccionar.

En los principales centros de debate se ha generalizado una discusión sobre las causas y consecuencias de la crisis que afecta a toda la humanidad. Todo quedó expuesto, el arrastre de la crisis del 2008, el rol del Estado, las inversiones en salud, la distribución del ingreso, el papel del conocimiento y la ciencia, etc. Quedó patente que en esta crisis habrá ganadores y perdedores.

La caída de la calidad democrática. Freedom House informa que en aproximadamente 80 países ha caído su calidad democrática. En América Latina hemos constatado que los proyectos neoliberales continuaron con sus nefastos planes insensibles al sufrimiento mayor de sus poblaciones por las condiciones que impuso la trasmisión del virus.

Hay grupos económicos que han aumentado considerablemente sus patrimonios, aprovechando la calamidad del resto del mundo. Los precios de los insumos básicos, alcohol, hisopos, test de diagnósitico, etc. Hasta las vacunas, donde compañías privadas recibieron fondos públicos para acelerar la investigación, ahora, a tavés del mecanismo de la propiedad intelectual, protejen sus productos y fijan precios y condiciones inaceptables.

Los países ricos han acaparado la mayoría de las vacunas, algunos acopiaron más de lo necesario para su población. Eso es una gran avaricia.

Las características de esta pandemia relentizaron toda la economía. Se cortaron los vuelos, los intercambios, el turismo. Ha crecido la desocupación, el cierre de empresas, menor recaudación para los Estados, mayor desigualdad en el comercio exterior, etc. Por estar saturado el sistema de salud, están quedando para atrás, cirugías no urgentes, tratamientos oncológicos y otros crónicos sin control o con bajo control. Esto será problema, tarde o temprano.

Hay muchas instituciones internacionales que han estudiado la situación global y se han expresado sobre la desigualdad. OCDE, OXFAM, OIT, UNESCO, FMI, Banco Mundial, ONU, CEPAL, etc.

 

EL CASO URUGUAY

Historia de las medidas adoptadas. El nuevo gobierno en Uruguay, asumió el 1ro. De Marzo del 2020. Coalisión de 5 partidos con una concepción neoliberal, desplazando al progresista Frente Amplio por cerca de 30.000 votos. Apenas asumido, se declara la situación de pandemia por parte de la OMS.

a) Las primeras medidas. Medidas de confinamiento, la creación de un Grupo Asesor Científico Honoriario GACH) Un sistema de ciencia e investigación robusto, un sistema de salud universal, reservas monetarias y buena presencia para créditos internacionales heredados del gobierno anterior, todo hizo pensar en esos momentos que Uruguay eludiría los males del virus. Incluso se investigó si habría alguna protección especial, el amplio programa de inmunizaciones, incluída la BCG, etc, que nos hacía diferentes en el mundo.En ese momento se podía hacer trazabilidad, identificación de casos y seguimiento del hilo epidemiológico.

b) Segunda etapa de la epidemia. Un afloje en las restricciones de circulación para “mantener los motores de la economía encendidos” en momentos en que entra al país la variante de Manaos P1 del virus que resulta hasta dos veces y media más trasmisible que la sepa salvaje, original.

Los contagios se disparan y de menos de 200 casos diarios, que era controlable epidemiológicamente y contenidos por el sistema de salud, se pasa a más de 2000, con picos de casi 4000 casos diarios. Estas cifras nos coloca entre los primeros del mundo por millón de habitantes. A su vez se empieza a saturar los centros de atención a esta patología en todo el país. Se piere el hilo epidemiológico y se desborda la posibilidad de seguimiento de contactos. Los sectores más vulnerables, sectores informales de la economía, trabajadores en seguro de desempleo, monotributistas, micro, pequeños y hasta medianos empresarios y productores quedan desamparados con pocas o ninguna chance de conseguir los recursos necesarios básicos.

El gobierno escucha a los científicos, pero no materializa ninguna de sus recomendaciones.

Las cifras de contagiados y fallecidos comienzan a ser contradictorios. Aparecen errores en la comunicación de nuevos infectados y muertos.

La libertad responsable. Desde el comienzo de la pandemia, el gobierno utilizó el concepto liberal de “la libertad responsable”. Concepto que refiere a no intervención. La discusión filosófica de este concepto es riquísima y muy extensa. Pero hay que saber que dentro mismo del concepto liberal hay profundizaciones hacia un concepto más republicano de garantizar condiciones para la libertad.

Dicha así, la libertad responsable envía el mensaje directo a los más instintivo de libertad en general y a su vez, transfiere toda la responsabilidad a la persona.

Y eso ha hecho el gobierno. Se autoproclamó responsable cuando la pandemia era dominada, al inicio y transfirió toda la responsabilidad a la gente cuando se puso difícil. A partir de ahí el gobierno desapareció.

Pero a su vez, mostró todas sus contradicciones con ese concepto de libertad al votar una Ley de Urgente consideración (LUC) con muy escasa discusión democrática donde restringe libertades, baja la calidad de la democracia y favorece claramente a los sectores más ricos de la sociedad a la vez que baja los ingresos de trabajadores y jubilados.

Lo que no se detiene es el proyecto neoliberal en todos los terrenos.

Las demandas de la sociedad. El 6 de mayo del 2020, a dos meses de asumido el nuevo gobierno y a pocos días de declarada la pandemia, el Dr. Tabaré Vázquez junto a varios asesores de origen científico le presenta al nuevo gobierno un Plan Estratégico Nacional y la propuesta de un Acuerdo Nacional.

La Universidad de la República, a través de su Consejo Directivo Central hace una declaración de tres puntos: 1) Seguir los consejos y lineamientos del GACH, 2) Dar apoyo económico a los sectores más vulnerables, 3) Llamado a un gran diálogo nacional

El movimiento sindical, a través del PIT CNT, también propone 1) Diálogo nacional por temas sanitarios, económicos y sociales, 2) Apoyo a sectores más vulnerables, renta mínima de emergencia, baja de tributos a través de una canasta básica de prestaciones (gas, electricidad, datos)

El PIT CNT organizó un Seminario, “Vacunas, geopolítica y desarrollo” con invitados de la Academia, las Cámaras empresariales y los trabajadores para iniciar una agenda sobre todos estos temas en búsqueda de salidas nacionales. El gobierno fue invitado y no participó.

La oposición política, casi la mitad del electorado, la mayor fuerza política, propone tres veces la necesidad de un diálogo nacional.

Ante la ausencia de políticas públicas, el pueblo se organiza solidariamente. Aparecen decenas y decenas de ollas populares, se crean bolsas de trabajo informales para juntar oferta con demanda, aparecen voluntarios, clubes, familias que prestan su conexión WiFi para que escolares y liceales no queden sin estudiar.

 

CONCLUSIONES – APRENDIZAJE

a) Conciencia global de aumento de la desigualdad

b) Destacado papel de la Ciencia. UNESCO está liderando una consideración a nivel global de que la Ciencia debe de ser abierta. Un investigador no puede depender de los precios de los artículos publicados en las revistas auditadas. El intercambio del conocimiento tiene que ser patrimonio de la humanidad. La necesidad de dotar de mayores recursos. En Uruguay, por cada dólar invertido en investigación, se recuperan para la sociedad entre 2 y 16 veces la inversión. Pensar en términos de soberanía, si no hubiéramos tenido un desarrollo de la ciencia en Uruguay, hubiera sido muy difícil adquirir respiradores, test de diagnóstico, hasta hisopos del exterior por la gran demanda mundial, y a precios locales. Es necesario liberar las patentes para las vacunas.

Hay que evitar situaciones vividas en otras pandemias como la generación de odio, avaricia o ignorancia.

d) Falta una gobernanza global. Ningún país, por más rico que sea, estará a salvo hasta que el virus esté controlado en TODO el mundo. Muchos países tomaron malas decisiones y luego dieron marcha atrás. Entre otros Estados Unidos, Brasil e Inglaterra, se negaron a tomar medidas y luego cambiaron su política.

e) Mayor consideración de aspectos éticos, humanitarios en contraposición a los posicionamientos de la rentabilidad empresarial que no los respeta.

f) Impuestos y contribución progresiva a las grandes riquezas.

g) Consideración global a la mayor situación de endeudamiento de los países.

h) Integración latinoamericana para fabricación de vacunas en la región, intercambio de información y combate a la dependencia.

Autor: Mario Pérez

Compartir

Comentarios