filename

En la mañana de hoy se ha expresado en defensa de parte del articulado de la LUC uno de sus padres, el Dr. Julio María Sanguinetti. Se trata de un gran avance de la campaña, porque hasta ahora nadie había querido debatir sobre los alcances de la LUC.

El tono del dos veces Presidente de la República no se corresponde con la realidad con la que se viene desarrollando el intercambio fraterno en la sociedad uruguaya. Nuestra democracia es sólida y nuestra cultura democrática muy arraigada. No existe ningún riesgo para la democracia cuando se convoca al cuerpo electoral a pronunciarse, todo lo contrario. El intercambio y la democracia, se fortalecen en el pluralismo.

Pero bienvenido el debate, incluso con chicanas, bienvenido el intercambio democrático, y tal vez no haya que olvidarse en el debate de la regla fiscal, los desalojos exprés, la posibilidad de que los colonos no vivan en las tierras que les son otorgadas, los cambios en el régimen de adopciones.

Sorprendentemente Sanguinetti cuestiona los Consejos de Primaria, Secundaria y UTU, creados por el Partido Colorado y defendidos por el propio partido, partiendo de la base que el representante electo por la totalidad de los docentes a través del voto secreto, son una máquina de impedir. Mi pregunta es ¿qué se impidió?. Muy por el contrario la Dirección General  de Primaria saludó el aporte formulado por el representante elegido, Pablo Caggiani.

Es necesario en un país que construyeron derechos, respetarlos, la democracia directa no se le puede llamar desestabilizadora, el debate democrático no puede ser superado por artimañas políticas, y mucho menos evitar los debates de fondo. A mí particularmente me han invitado a debatir y luego el debate se ha suspendido porque los legisladores de la LUC no han aceptado. 

Las afirmaciones de Sanguinetti, injustas e imprecisas, son infinitamente mejores al silencio que reinaba hasta ahora y permiten sacar una conclusión, estamos en el camino de alcanzar las firmas necesarias para derogar 135 artículos de la LUC. 

Es evidente que las 450 mil firmas están, tenemos hasta el momento algunos estudios de opinión pública dan cuenta de que es posible llegar a las 700 mil, todas recolectadas en pandemia, y en ese caso el debate será necesario para que el pueblo pueda decidir.

Las declaraciones del Dr Sanguinetti inauguran una nueva etapa, la LUC tiene quien la defienda públicamente.

El debate público va a permitirnos conocer como sociedad sus contenidos y sus alcances.

Autor: Fernando Pereira

Compartir

Comentarios