filename

La AUF le exigió a Progreso retirar de una tribuna del Paladino un cartel de “Progreso no olvida: Verdad y Justicia”, en la previa al partido Progreso-Nacional, cuando el Presidente de Progreso, Fabián Canobbio, les respondió a los veedores de la AUF, que fue por convicción que se puso ese cartel y se aguanta con convicción. Así lo hizo.

No es Progreso el único club que reivindicó la consigna del 20 de mayo, por memoria para nuestros compatriotas desaparecidos, asesinados, torturados y ocultados los hechos por la dictadura que inició Juan María Bordaberry, el padre de Pedro Bordaberry, quien intervino la AUF al servicio de Domínguez de la Conmebol, semejante a su padre la nación al servicio de Kissinger de los Estados Unidos. También Villa Española, Villa Teresa, Juventud de Las Piedras y otros presidentes de clubes e hinchadas de clubes de pueblo, incluidas las de Peñarol y Nacional. Primero porque ésta es una causa universal. Los censores oligarcas en la AUF pretenden que un tema que es de toda la sociedad, de toda la humanidad, el fútbol no lo refleje, pero el fútbol no vive en una nube de pedos, a los futbolistas, a los dirigentes y a las hinchadas les afecta la realidad, y no sólo ésta, porque, segundo, son libres de expresarse y eso es lo que el gobierno nacional y el gobierno de la AUF, que son uno sólo, temen.

En esta oportunidad debo reconocer el valor del Intendente de Canelones, Yamandú Orsi, que denunció al gobierno por la discriminación, en los hechos de la campaña de vacunación, a los tres departamentos que gobierna el Frente Amplio. No es casual.

“Yamandú Orsi, con legisladores de todos los partidos del departamento, se quejó por la baja vacunación que se había logrado a nivel departamental, mientras que el resto de los departamentos del país ya superaban el 20% de su población con al menos una dosis (y algunos, como Rivera, ya tenían a 41,1% de sus habitantes vacunados), y en Canelones la cifra llegaba a 13,1%.

Orsi consideró que a los canarios “se nos perjudicó notoriamente con la vacunación”, e insistió con que “es necesario seguir sumando vacunatorios”. Concomitantemente, Orsi iniciaba una tarea que también explica las respuestas censoras y discriminadoras a las expresiones populares. Juntó a los productores de alimentos del departamento con el PIT-CNT para avanzar en un modo de distribución que redunde en beneficio de ambas partes, los consumidores y los productores. Esto es importantísimo, porque se anticipa a un problema mayor, no había sabido tratar. Los productores agrícolas tienen su principal tranca en los arrendamientos. El mayor porcentaje de lucro es para los grandes propietarios y otros grandes beneficiados a costa del trabajo de los campesinos son superficies oligopólicas, capaces operar fuerte en el negocio y en el conflicto llegado el caso. Es muy importante que los productores visualicen la voluntad de poder del Frente Amplio ante las oligarquías, para superar las crisis haciéndoselas pagar no al pueblo sino a sus opresores, que además son casi todos extranjeros. La tierra en Uruguay se ha extranjerizado con riesgo a la existencia misma de la patria, que no existe sin territorio.

El reclamo por las vacunas se trasladó al fútbol cuando Lacalle Pou anunció la cooperación con la Conmebol (50.000 dosis de Sinovac para la Confederación Sudamericana de Fútbol con sede en Asunción del Paraguay) para vacunar para la Copa América. “De repente esa misma consideración la podría tener para el departamento de Canelones”, lanzó Orsi, según reportó La Diaria Coronavirus en su momento.

Por su parte, el Presidente del Juventud de Las Piedras, Yamandú Costa, denunció que el ya sonado caso de colaboración del gobierno uruguayo con 50.000 Sinovac a la Conmebol es parte de negocio político.

“Lugano, hincha de si mismo y admirador de Bolsonaro, pidió a Domínguez (Presidente de Conmebol, de prosapia stroessnerista), que interviniera la AUF para evitar perder el mango del sartén.

Domínguez, puesto por Domínguez Dibb, yerno de Stroessner, oligarcas y dictadores, contó con su símil en Uruguay: Pedro Bordaberry, que con la complicidad del blanco Casteingdebat y los jugadores liderados por Lugano, lograron la injusta Intervención.

¿Para qué?

Nada más ni nada menos que para cambiar los estatutos de la AUF y así proyectarse y perpetuarse en el poder. Alonso33, como reza en su Twitter el Presidente que pusieron, no es por los 33 orientales, sino por la lista 33 herrerista de la derecha más rancia.

Nosotros pudimos resistir la intervención y, con Curuchet como candidato, ganamos las elecciones en primera vuelta, pero Bordaberry se las ingenió para servirle la mesa y así Alonso comprar un puñado de votos y ganarnos en segunda vuelta.

Todavía siguen disfrutando del botín. Nada de lo que habían prometido de beneficio para jugadores e instituciones cumplieron.

Solo lograron su cometido: proyectarse en el poder. Poder con el cual manejan la AUF  a través de prácticas clientelísticas y amiguismos, favoreciendo a un puñado de bufones que hacen piruetas entorno de la corte para recibir algunas migajas.

Domínguez, Bolsonaro, Lugano, Bordaberry, Lacalle, Alonso y sus secuaces, pertenecen a esas familias ideológicas que han estado repartiéndose la torta y ahora le devuelven al promotor de la intervención (CONMEBOL)  el favor recibido.

Ahora facilitan  vacunas para Dominguez y la CONMEBOL ... vacunas hay, dinero hay, el tema es la distribución de esa riqueza.

Mientras miles de uruguayos/as claman por vacunarse (ya que es el único escudo que ofrecen) ellos donan nuestros menguados recursos a sus amigos, socios, cómplices, secuaces.

Impunes como siempre!!!”  

Agreguemos a los nombres dados por Yamandú Costa, el del ministro Bauzá, que presidió el asado de quince dirigentes con Lacalle Pou, Delgado, Alonso y Domínguez, después que el propio Lacalle dijo que no había que reunirse quince o veinte a comer asado.

Además de los dirigentes canarios, las denuncias contra el contubernio entre el gobierno y el grupo económico que dirige AUF y Conmebol, fue denunciada anteriormente por la Federación de Funcionarios de Ancap (Fancap), ante el reciente acuerdo de beneficio que el presidente  Lacalle Pou otorgó a la empresa de cementos portland de Lugano y Godin, en perjuicio del ente estatal. Gerardo Rodríguez, Presidente de Fancap, lo denunció en su momento en el programa Legítima Defensa con plena conciencia del mecanismo de producción de sentido con que se busca embaucar a la opinión pública por parte del blindaje mediático al gobierno.

Mientras tanto, el oligopolio mediático oligárquico y sus títeres en el gobierno y en La AUF, pretenden que los clubes deportivos obligados a cerrar a pura pérdida durante meses y meses de medidas restrictivas sin ningún soporte económico (al igual que los otros gimnasios, los cines y aún peor los teatros, a los que le quitaron desde el año pasado en pleno cierre obligatorio el 50% del subsidio que consuetudinariamente entregaba el MEC todos los años a FUTI), se callen la boca ante la injusticia, la impunidad y la total falta de juego limpio por parte de las dictaduras de los Bordaberry, los Stroessner, los Domínguez, que esta semana han llegado al colmo de obligar a jugar torneos continentales, en condiciones sanitarias deplorables, al punto que a River Plate argentino, con 20 jugadores positivos de COVID, no le permitieron inscribir a un cuarto arqueros (los tres de primera división estaban enfermos) y tuvo que presentarse con un equipo juvenil y de arquero un jugador de cancha, Enzo Pérez. Así está el fútbol con estos dirigentes y gobiernos. Por fortuna, tuvimos de la dignidad oriental de la protesta del tricolor Gonzalo Bergessio en Colombia.

Y en el ámbito nacional tenemos a Fabián Canobbio y su irreductible Progreso, junto a todo el pueblo.

Autor: Joselo Olascuaga

Compartir

Comentarios