filename

LA HABANA, 11 jul (Xinhua) 

El presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel, llamó este domingo a los comunistas a defender las calles, como respuesta a una serie de violentas manifestaciones que se registraron en varias localidades del país caribeño.

"La orden de combate está dada, a la calle los revolucionarios", dijo el mandatario en una alocución en cadena nacional de radio y televisión para explicar la naturaleza de los incidentes que se iniciaron en la localidad de San Antonio de los Baños, en la provincia de Artemisa y a unos 35 kilómetros al suroeste de La Habana.

El también primer secretario del Partido Comunista de Cuba (PCC) convocó "a todos los revolucionarios a salir a las calles a defender la Revolución en todos los lugares" y aseguró que "no vamos a entregar la soberanía, ni la independencia de esta nación".

"Tienen que pasar por encima de nuestro cadáver si quieren tumbar a la Revolución", aseveró el jefe de Estado, en la comparecencia realizada tras recorrer San Antonio de los Baños, donde intercambió con la población, en vista de los incidentes de este domingo.

Díaz-Canel evaluó la difícil situación del país, azotado por la pandemia y el efecto de las más de 240 medidas aplicadas contra el país por el Gobierno de Donald Trump y que mantiene la administración de Joe Biden como parte del bloqueo que Washington aplica a La Habana desde hace más de medio siglo.

Estimó que el recrudecimiento de ese bloqueo busca "provocar un estallido social" en el país y denunció una campaña mediática para fracturar la unidad entre el Partido, el Gobierno, el Estado y el pueblo.

El máximo líder comunista cubano calificó como "cobarde, oportunista y perversa" la campaña lanzada en las redes sociales para realizar una intervención humanitaria en el país.

Recordó que había avisado de "las complejidades de los momentos actuales", y en ese sentido rememoró que cuando se iniciaba el segundo semestre del año 2019 "tuvimos que explicar que íbamos a una coyuntura difícil".

El presidente señaló que en la actualidad se enfrenta el problema energético, que impacta directamente en el servicio eléctrico en los hogares, y el de los medicamentos, en un escenario en el cual han aumentado los enfermos y por tanto el consumo de medicinas.

Se refirió a los esfuerzos que realiza el Gobierno para enfrentar a la pandemia y en ese sentido citó los cinco proyectos de vacunas que han desarrollado los científicos cubanos cuando el país sufre el peor rebrote del nuevo coronavirus.

"No vamos a permitir que ningún contrarrevolucionario vendido, que recibe dinero de las agencias estadounidenses provoque una desestabilización en el país", enfatizó el jefe de Estado.

 

 

Compartir

Comentarios