filename

Escribe: Andrés Stagnaro

Me encuentro en Santiago de Cuba con una médica Cubana, no se queja, por el contrario me dice, no se preocupe, acá estamos unidos. Converso con una guía turística en La Habana y me dice también, acá estamos unidos. Converso con una joven mujer en Sanctis spiritus, saca de su billetera una foto arrugada de Fidel y expresa, nunca me voy a ir de acá. Un taxista en Varadero se siente orgulloso de la revolución. Un cuentapropista que maneja un viejo auto está muy enojado porque tendrá que regularizarse y facturar, por ende pagar impuesto como se hace acá o en cualquier parte del mundo cuando tenés una empresa , con ese mismo enojo me dice que no hay bloqueo que es mentira y que allí es el peor lugar para vivir y que lo único que comen en Cuba es pollo y cerdo (plop). Después otro que me habla de que la revolución lo único que hizo fue solo un edificio, obviamente no le contesto cuando te toman por tonto... Y así... Una mujer pedía dinero para la leche de su bb mientras que otra que pasa le dice de manera vehemente , señora, no deje mal a su país, aquí los niños tienen leche gratis hasta los 7 años.

En mi último viaje a La Habana sube al avión en Panamá una joven médica cubana que regresa de Brasil echada por Bolsonaro, estaba contenta de regresar a su tierra, sentada a mi lado me comenta que una enfermera brasileña se quedó sin trabajo a causa de que ellos tuvieron que volverse y me cuenta aún con sorpresa: y a pesar de ello la enfermera lo votó. Vienen unos de Miami a visitar a sus familiares y para hacerlo alquilan joyas en esa ciudad norteamericana con el objetivo de demostrar riqueza a sus parientes, que obviamente tendrán que devolver al regreso. Se discute la reforma de la Constitución en 2018, afiches pegados en columnas convocando a la discusión en asambleas populares barriales, claro, afiches impresos en blanco y negro, en ella se trata también el matrimonio igualitario, alguien me comenta, no se si va a salir eso, la iglesia le está dando manija a la gente contra ese artículo. Decir que es solo el pueblo que manifiesta y que no hay mercenarios es una barbaridad. Díaz Canel mismo lo manifestó : Algunos con razón, otro confundidos y otros pagados ( y agregó algo que me encantó hablando de los centristas) . No robaron alimentos sino electrodomésticos. Como hubiese sido Cuba sin el bloqueo ¿Te lo preguntaste? ¿Y como era Cuba antes de 1959? ¿Te lo preguntaste? Leí por ahí : Si en tu país hay cientos de ollas populares que sino hay gente que no come, no podés andar sacando pecho y hablar de fracaso ¡No al bloqueo! 

Compartir

Comentarios