filename

Escalada agresiva de Estados Unidos contra Cuba interpela a toda América Latina

 

En menos de un mes, entre el 22 de junio y el 18 de julio, Estados Unidos y Cuba pasaron de acusados a acusadores. Estados Unidos fue conminado por 184 países, entre ellos Uruguay, a poner fin al bloqueo a Cuba y, a la inversa, numerosos países, entre ellos Uruguay, se sumaron a su campaña de denuncia al gobierno cubano por violar los Derechos Humanos. Estados Unidos, de acusado a acusador. Cuba, de defendida a acusada.

En torno a Cuba, hay tres elementos constantes: i) el bloqueo establecido por Estados Unidos en octubre de 1960 –el más prolongado de la historia contemporánea-, ii) desde 1992, año tras año, la condena del embargo por abrumadoras mayorías, en la Asamblea General de las Naciones Unidas, y iii) la permanente acusación de Estados Unidos a Cuba, por violación de los Derechos Humanos.

El embargo, condenado en la Asamblea de la ONU por violar leyes internacionales fue caracterizado por Lester B. Mallory, vice-secretario asistente para Asuntos Interamericanos, en 1960, en un memorándum secreto desclasificado en 1992: “La mayoría de los cubanos apoyan a Castro… el único modo previsible de restarle apoyo interno es mediante el desencanto y la insatisfacción que surjan del malestar económico y las dificultades materiales… hay que emplear rápidamente todos los medios posibles para debilitar la vida económica de Cuba… una línea de acción que, siendo lo más habilidosa y discreta posible, logre los mayores avances en la privación a Cuba de dinero y suministros, para reducirle sus recursos financieros y los salarios reales, provocar hambre, desesperación y el derrocamiento del Gobierno1

Esta ha sido una política reiterada de Estados Unidos en diversas latitudes: el presidente Richard Nixon, en 1970 tras el triunfo de Salvador Allende en las elecciones en Chile, junto con aprobar los planes para dar el golpe de Estado, ordenó “hagan chillar su economía”, o cual conllevaba la violación de los Derechos Humanos al provocar la escasez y el hambre.

Simultaneidad programada

El domingo 11 de julio de 2021 manifestantes salieron a calles de distintas ciudades cubanas, a protestar por las deterioradas condiciones de vida, provocando la actuación policial. Tras esto, se da a escala internacional una reacción político mediática sin precedentes, criticando la “violación de las Derechos Humanos por la dictadura cubana”, En Uruguay lo hicieron el presidente Luis Lacalle Pou y la coalición que es mayoría en Diputados. La prensa, radio y televisión afines han hecho eco.

Tras la simultaneidad de las manifestaciones en 12 ciudades cubanas, surgió la simultaneidad de la condena política y mediática por la violación de los Derechos Humanos en Cuba.

Investigaciones llevadas a cabo por expertos en comunicación han mostrado elementos y métodos utilizados en esta campaña La simultaneidad de las manifestaciones en distintas ciudades cubanas, así como de las expresiones de apoyo despertó la suspicacia y, al investigarlas, se comprobó que la espontaneidad y los cabos sueltos no existían y todo calzaba como en un guión de Hollywood.

En una, el analista español Julián Macías Tovar examina el uso intensivo de robots, algoritmos y cuentas recién creadas 2 Otra, titulada “10 bulos y desinformaciones sobre las protestas en Cuba” fue publicada por M maldita.es / periodismo para que no te la cuelen y muestra fotos trucadas y noticias falsas 3

Una tercera, un video 4 elaborado por el periodista peruano Juan José Castillo, “El Jota” en su sitio en You Tube da pormenorizada cuenta de las acciones llevadas a cabo por Rosa María Payá, propietaria de la Fundación para la Democracia Panamericana, con vínculos a alto nivel político en el abanico anticubano latinoamericano..

A una semana de las publicitadas manifestaciones, siguen los montajes: “ Otra fake news sobre Cuba: Fox News borra carteles de apoyo a la Revolución durante entrevista con Ted Cruz”5
Manifestaciones ante embajadas de Cuba, declaraciones de presidentes y políticos, primeras planas de diarios y revistas, sin precedentes. No ha dejado de llamar la atención su magnitud, simultaneidad, contenidos, homogeneidad de lenguajes. Todos estos elementos no pueden surgir ni articularse en forma espontánea, sino que forman una campaña con mando único. Es una “superproducción”, cuya complejidad y costos apuntan a Estados Unidos como responsables. .

Esta “superproducción” es una muestra que, para Estados Unidos, América Latina y el Caribe es una región considerada como de "máxima prioridad" y de "interés vital", de acuerdo con su Estrategia de Seguridad Internacional. tal como lo enfatizó el almirante Craig. S. Faller, jefe del Comando Sur de EE.UU., durante su participación en la Conferencia de Seguridad Centroamericana (CENTSEC, por sus siglas en inglés) el 23 y 24 de junio6.

La mentira reiterada como estrategia

La credibilidad de Estados Unidos tiene una larga y ancha historia de directas violaciones a la verdad , así como de ocultarla, distorsionarla, “borronearla”.

A propósito del bloqueo, antes de la votación de la Asamblea General de la ONU del 22 de junio del 2021, Rodney Hunter, coordinador político de la Misión de Estados Unidos ante la ONU anunció7 que su país se opondría a la resolución porque las “ sanciones son un conjunto de herramientas de nuestro esfuerzo más amplio para promover la democracia, promover el respeto por los derechos humanos y ayudar al pueblo cubano a ejercer las libertades fundamentales consagradas en la Declaración Universal de Derechos Humanos”.

Por esos mismos días, mientras la prensa que daba cuenta destacada de “las violaciones a los Derechos Humanos en Cuba”, el 27 de junio de 2021, un comunicado de la Secretaría de Defensa (Pentágono) suscrito por su secretario de Prensa John Kirby 8 : “Por instrucciones del presidente Biden, fuerzas militares americanas llevaron a cabo más temprano esta tarde ataques aéreos defensivos (negritas del autor)”
Estos ataques “defensivos” se llevaron a cabo a más de ocho mil kilómetros de Washington D.C, en la frontera de Irak y Siria. No defendían el territorio de Estados Unidos, sino a tropas estadounidenses de ocupación. O sea, tropas ofensivas.
En la historia reciente, un caso paradigmático es el de la invasión a Irak en el 2003
Charles Lewis, fundador del Center for Public Integrity, dirigió un estudio que dio lugar al libro “935 Lies: The Future of Truth and the Decline of America’s Moral Integrity”9, que demostró que eran falsas las afirmaciones del gobierno de George Bush respecto a que Sadam Husein estaba coludido con el terrorismo y desarrollaba armas de destrucción masiva

“La administración Bush llevó al país a una guerra sobre la base de información errónea que se propagó metódicamente y que culminó con la acción militar contra Irak el 19 de marzo de 2003", señala Charles Lewis. Esta invasión fue una flagrante violación de la Carta de las Naciones Unidas y de la Carta del Tribunal de Nuremberg, creado para castigar a los líderes nazis por sus crímenes aberrantes en la Segunda Guerra Mundial

Se calcula que hubo medio millón de muertos. Irak cifra en 88.200 millones de dólares el costo de la reconstrucción del país.

La reconstrucción dio lugar a “despilfarro, fraude y abuso, según el Comité de Reforma del Congreso de Estados Unidos. El Pentágono y la Agencia Internacional de EE UU para el Desarrollo (USAID) repartieron hasta el 2004 cerca de 13.000 millones de dólares entre pocas corporaciones petroleras y de construcción, vinculadas a Washington. Sobre todo la que estuvo dirigida por el vicepresidente Dick Cheney : “Casi la mitad de esos fondos se han destinado a dos megacontratos de Halliburton, uno para proveer apoyo logístico a las tropas por 3.400 millones de dólares, y otro de 2.400 millones de dólares para reconstrucción de infraestructura petrolera”10

Colofón

El jueves 22 de julio de 2021, Estados Unidos impuso sanciones financieras al ministro de Defensa cubano y a una unidad antimotines por la "represión" de las recientes manifestaciones11.

"Estados Unidos apoya a los valientes cubanos que han salido a las calles para oponerse a 62 años de represión bajo un régimen comunista", afirmó en un comunicado.

"Esto es sólo el comienzo: Estados Unidos seguirá sancionando a los responsables de la opresión del pueblo cubano", advirtió Biden.

En fin, otra mentira: esto comenzó hace 60 años

1 https://history.state.gov/historicaldocuments/frus1958-60v06/d469

2 http://www.cubadebate.cu/ 12 07 2021

3 https://maldita.es/malditobulo/20210715/bulos-desinformaciones-protestas-cuba/

4 https://www.youtube.com/watch?v=tiiuzF6MazM&t=141s

5 http://www.cubadebate.cu/noticias/2021/07/18/la-fake-news-del-dia-fox-news-borra-carteles-de-apoyo-a-la-revolucion-durante-entrevista-con-ted-cruz/

6 https://actualidad.rt.com/ 02 07 2021

7 https://news.un.org/es/story/2021/06/1493662

8 https://www.defense.gov/Newsroom/Releases/Release/Article/2672875/statement-by-the-department-of-defense/

9 Public Affairs, 2014

10 https://elpais.com/ 21 03 2004

11https://www.france24.com/ 22 07 2021

Autor: Claudio Iturra

Compartir

Comentarios