filename

Foto: movilización feminista en Chile - 2020

Se acerca un nuevo 8M y en Uruguay nos encontramos frente a un paso histórico con la convocatoria a realizar un PARO GENERAL DE 24HS enmarcado en el Día Internacional de la Mujer Trabajadora. Esta señal, tan potente que nos aturdió, trae consigo una contundente postura de la clase trabajadora organizada en el PIT-CNT y eso el enemigo lo supo entender antes que nosotres mismes.

Esta decisión, sin precedentes en la historia de América Latina y el Caribe [1], evidencia el alcance y potencia del movimiento feminista que cada vez impacta con más fuerza en las decisiones del movimiento social. Que la única central sindical del país haya resuelto realizar la medida más fuerte -un paro general de 24 horas con alcance nacional- lejos de significar un atropello o una apropiación de la causa demuestra un compromiso y un reconocimiento a un día histórico de lucha y resistencia.

¿Era necesario que la central sindical opte por llamar a un paro general y no sólo a un paro de mujeres? ¿Cómo se debería posicionar el movimiento feminista ante este nuevo acontecimiento? ¿Cómo vamos a marchar si se realiza un paro general? ¿Invisibiliza nuestras demandas que se tome postura por la campaña de VOTÁ SÍ? ¿Los hombres deberían acatar el paro y movilizarse?. Muchas de estas preguntas estuvieron circulando en las redes sociales y pretendo aportar algunas reflexiones que nos ayuden a comprender el contexto actual y sus desafíos, con amplitud y un horizonte unitario.

Para lograr abordarlas primero decido realizar un breve repaso histórico.

 

BREVE REPASO HISTÓRICO

Hago un punteo no porque crea que la historia es reducible a ello, sino porque ya escribí un artículo que rescata más a detalle la historia del 8M.
Disponible acá: https://resistencia.org.uy/articulos/509/8m-110-anos-de-historia

Día Internacional de la Mujer Trabajadora

1910: Se resuelve que cada año se organice en cada país un día de la mujer trabajadora tras realizarse la Segunda Conferencia Internacional de Mujeres Socialistas.

1911: Primera vez en la historia que se celebra el Día Internacional de la Mujer Trabajadora, un 19 de marzo.

1913: Se acuerda transferir el Día Internacional de la Mujer Trabajadora al 8 de marzo en honor a las 123 trabajadoras y 23 trabajadores que fueron asesinades en la fábrica textil Triangle Shirtwaist de Estados Unidos, y en reconocimiento a la fecha que desde 1875 venían utilizando para manifestarse.

1975: Recién en este año las Naciones Unidas reconocen el 8 de marzo como “Día Internacional de la Mujer”, 100 años después de las primeras movilizaciones de mujeres trabajadoras.

Revisar los antecedentes del Paro Internacional de Mujeres (PIM) es una tarea muy ardua, ya que el sitio web del PIM está hackeado y los artículos con información al respecto mayoritariamente narran experiencias nacionales. Hasta donde sabemos la primera huelga de mujeres por “igualdad de género” se realizó en 1975 en Islandia y se lo recuerda como el “Día Libre de las Mujeres”.

En el 2000 en Argentina se acuerda durante el Encuentro Nacional de Mujeres de Paraná lanzar la propuesta de realizar una Huelga Mundial de Mujeres. En 2001 esta Huelga es llevada a cabo en 30 países del mundo. En el 2016 en Polonia se llama a Huelga General ante posible ilegalización del aborto y en Argentina se convoca un Paro Nacional contra la violencia de género y los femicidios (Ni una Menos). Ese mismo año se lanza un video convocando a realizar un Paro Internacional de Mujeres bajo la consigna “La solidaridad es nuestra arma”[2].

En 2017 es la primera vez en la historia que se realiza a nivel mundial el PIM y Uruguay participó de este gran acontecimiento. Es importante recordar que ni la lucha ni la idea de hacer una huelga inició ese año y disminuir nuestra historia a ello nos pone en riesgo de borrarla nosotras mismas.

 

LA REVOLUCIÓN SERÁ FEMINISTA O NO SERÁ

La consigna “La Revolución será feminista o no será” viene tomando cada vez más visibilidad, esto sumado a la masividad del movimiento y su capacidad de respuesta (ej: movilización nacional contra la cultura de la violación) da fuerza y convicción para afirmar que más temprano que tarde la revolución será.

Pero el sistema nos ha socializado para creer que las revoluciones siempre tienen que darse por una extrema violencia entre les oprimides y sus opresores o que las revoluciones se producen rápidamente y que debemos recibir una gratificación inmediata a nuestros deseos y demandas. Esta realidad ha perjudicado al movimiento feminista como a cualquier otro movimiento social o político.

Aunque muchas feministas señalaron siempre que hay que transformar la realidad si queremos eliminar la opresión sexista, las grandes conquistas se han focalizado principalmente en reformas. El foco sobre las reformas para mejorar el estatus social de las mujeres dentro de la estructura social existente ha sido de gran aporte pero al mismo tiempo generó que el movimiento social perdiera de vista la necesidad de una transformación real de la sociedad. Por otro lado los grandes estallidos, las marchas, el aumento de participación y concienciación de las mujeres que se viene dando en los últimos años pareció que podría ser suficiente para establecer un nuevo orden social.

Cito las palabras de bell hooks, recientemente fallecida, una gran escritora y activista feminista negra estadounidense que tuvo siempre como foco la inteseccionalidad de género, raza y clase. Convoco a dejarse interpelar y a honrarla en la práctica:

“A menudo el énfasis en la identidad y en el estilo de vida es atractivo porque crea una falsa sensación de que estamos implicados en la praxis. No obstante, la praxis dentro de cualquier movimiento político, que trate de producir un impacto transformador radical sobre la sociedad, no puede centrarse únicamente en crear espacios donde quienes aspiren a ser radicales experimenten seguridad y apoyo. El movimiento feminista dirigido a terminar con la opresión sexista activamente implica a sus participantes en la lucha revolucionaria. La lucha pocas veces es segura o placentera.” [3]

 

¿CÓMO VAMOS A DECIDIR SOBRE NUESTROS CUERPOS SI NO PODEMOS DECIDIR EL FUTURO DE NUESTRAS NACIONES? [4]

Durante la recolección de firmas para convocar al referéndum del 27 de marzo para anular 135 artículos de la Ley de Urgente Consideración (LUC) y ahora mientras recorremos en campaña por VOTÁ SÍ [5] tocando puerta a puerta nos encontramos con el conjunto de la sociedad para practicar el diálogo desde la solidaridad y convocar a la participación ciudadana.

Esta tarea nuevamente nos enfrenta a una realidad social, que ya conocemos pero no deja de interpelarnos, donde dialogamos con muchas mujeres que se interesan por conocer la situación del país y quieren decidir al respecto pero directamente no tienen credencial. SÍ, todavía se sigue expresando mayoritariamente en mujeres y niñes la situación de pobreza y exclusión social.

SÍ, será importante reflexionar: ¿Cómo es que nos recostamos en los derechos conquistados como el sufragio femenino pero muchas mujeres no acceden al derecho de ejercer su voto?¿Cómo podemos hacer el tema a un costado frente a la tranquilidad de “yo igual voy a votar que Sí el 27” cuando miles de personas todavía no saben qué es o cómo les afecta la LUC?

¿Cómo vamos a hacer la huelga feminista por el 8M los próximos años si no anulamos los 135 artículos de la LUC? Una ley que posiciona a las personas huelguistas en igualdad de condiciones que los no huelguistas (artículo 392), permitiendo incluso a la dirección de las empresas a “ingresar a las instalaciones libremente”.Aparte de limitar por completo el concepto de “huelga” a un escenario de ocupación del puesto de trabajo. [6]

La huelga es toda medida que impida el normal funcionamiento de la unidad de producción, lo cual puede ser una huelga que implique ocupación, una huelga de brazos caídos, puede incluir un paro parcial o de 24 horas, una huelga estudiantil, puede ser una asamblea informativa, etc. y así hasta llegar a Huelga Feminista, concepto que particularmente el movimiento feminista de Uruguay viene utilizando hace años.

Para oxigenar un poco el debate puede ser de aporte pensarlo con otro tema. Por ejemplo: Durante la campaña de aborto legal en Argentina el violeta se tiñó de verde y los pañuelazos masivos dejaban ver la fortaleza del movimiento feminista. Eso podría ser visto como un distractor, y como tal se discutió, entendiendo que enfatizar en aborto podría generar reacciones lo suficiente fuertes como para retrasar otros temas en la agenda política.

Entender que posicionarse por temas coyunturales es una distracción para la lucha y sus objetivos, es perder de eje la importancia de la perspectiva. No tiene costos políticos tomar postura para anular 135 artículos de la LUC, SÍ tiene costos políticos, sociales, económicos y culturales en caso de no anular un artículo como el 392, represivo, que criminaliza la protesta social y lejos de garantizar derechos constitucionales los restringe.

Feminismo y democracia son inseparables, por eso el movimiento feminista fue un aporte fundamental a la campaña de recolección de firmas bajo la consigna “Reafirmá la democracia”. Es también por eso que a 19 días del enorme esfuerzo materializado en el referendum del 27 de marzo el movimiento feminista tiene que dar un fuerte impulso para que el VOTÁ SÍ DE LA PAPELETA ROSADA DESBORDE LAS URNAS.

 

«POR FAVOR , ¿PUEDE PONERSE DE PIE EL VERDADERO ENEMIGO?» [7]

Las expresiones a través de las redes sociales en los últimos días tras la ratificación del Paro General de 24hs para el 8M, ha mostrado una vez más la capacidad de este medio tecnológico de cerrarnos en lógicas donde impera el moralismo, la solidaridad parece imposible y el miedo y la culpa se propagan subterráneamente.

El enemigo claramente no está en las mujeres, hombres y disidencias que han opinado en redes ante este acontecimiento. Pero sí es importante reflexionar sobre los ataques justificados como “diferencias” que han ocurrido estos días contra la central sindical, los sindicatos que votaron a favor o cualquier persona que tome postura a favor del paro general.

“Me he dado cuenta de la existencia de un fascinante mecanismo de inversión mágica de proyección y negación por el cual la sola mención de clase se trata automáticamente como si eso significase que uno está intentando degradar la importancia de la raza y el género.” - Breve fragmento del texto “Salir del castillo del vampiro” de Mark Fisher, donde profundiza sobre el uso de las redes sociales que las izquierdas están llevando adelante.

Obviamente, el enemigo no se va a poner de pie y decir en voz alta “soy yo, péguenme a mí”. Por lo cual disfruta de ver cómo públicamente mostramos diferencias y señalamos de enemigos a partes esenciales del movimiento social.

Si prestamos atención en dónde se ha sintetizado el debate virtual podremos observar que está siendo cooptado por las y los voceros que defienden el “NO”, mujeres parlamentarias de la coalición de derechas y el respaldo de los grandes medios de comunicación. Se afirma que el Paro General convocado por el PIT-CNT para el 8M es un paro contra el gobierno, partidario y que su verdadero trasfondo es la campaña VOTÁ SÍ. Estos actores son los que realmente buscan correr el eje y quienes reaccionan con odio ante un hecho histórico que genera un precedente con fines revolucionarios.

Incluso Beatriz Argimón, la Vicepresidenta de la República, se permitió opinar y tuvo todos los medios a la órden. Su trayectoria política por los derechos de las mujeres y su investidura la obliga a reconocer y difundir el 8M como Día Internacional de la Mujer (como se acordó en la ONU) pero esto no le atribuye de ninguna manera la potestad de opinar e intentar intervenir sobre las decisiones del movimiento sindical y atentar contra su independencia de clase.

El enemigo no está en el movimiento sindical uruguayo, quien acaba de demostrar a los defensores del sistema que se toma muy en serio la lucha del movimiento feminista y que avanza en su transformación, no para “apropiarse de nuestras banderas” o para decir “el PIT-CNT es feminista”, sino para ALCANZAR UNA SOCIEDAD FEMINISTA y esta sociedad no podrá ser si el movimiento sindical queda asilado, sólo y atacadado por todos lados.

Todavía queda un largo tramo para desandar la idea interiorizada en la sociedad de que el feminismo cree que el hombre es el enemigo o, en el otro extremo, que su objetivo final es la igualdad con el hombre. “No todos los hombres somos iguales” usado como excusa (para no profundizar en los desafíos del sexismo arraigado) invisibiliza la realidad de que efectivamente no lo son, en una estructura de clases capitalista, supremacista blanca y patriarcal. [8]

La realidad nos sigue encontrando frente a que “los hombres quieren mujeres que ya no somos y las mujeres queremos hombres que todavía no existen”[9], pero a este Paro General los hombres de la clase trabajadora están convocados y tienen la responsabilidad de estar a la altura de las circunstancias, aportar a que el acatamiento al paro sea total y aprender que tendrán que acompañar desde la retaguardia.

 

UN PUEBLO FEMINISTA

La propuesta feminista es abierta a todas las mujeres, disidencias y también lo es para los hombres porque se trata de un movimiento que convoca al conjunto de la sociedad para que defienda los Derechos Humanos. Es tiempo de revolución feminista y todas, todos y todes estamos convocades. [10]

Es por esto que el 8M de este año tiene que ser, una vez más, masivo, diverso y participativo, no únicamente ese martes 8 de marzo, sino todos los días previos para su realización (explicando la razón de la huelga feminista, qué implica un paro general de 24hs, organizando el transporte para garantizar que ese día hayan movilizaciones, etc.) y las semanas siguientes (participando en barriadas, repartiendo material informativo, hablando con la gente) para sintetizar la potencia de la lucha y resistencia feminista en un gran SI rosado el 27 de marzo. Toda la creatividad debe ser bienvenida y como siempre tenemos el desafío de continuar construyendo unidad, sin exclusiones.

El 8M no es “un día libre” para las mujeres, como fue la primera huelga de mujeres por “igualdad de género” (respetando su contexto y el impacto de su medida en 1975). Tampoco es el día para regalarnos rosas o bombones. El 8M es un día de lucha, de actividad, de movimiento, de encuentro, debate y reflexión.

A nuestro gran río de libertad le llegaron cada vez más afluentes, el caudal aumentó y el cauce quedó pequeño, este por muchos años logró ser navegable y amplio pero quedó estancado en un gran embalse, con tantos dispositivos y presas que le fueron construyendo. El movimiento feminista abrió las compuertas y las aguas desbordaron. Transformando al río en uno de los fenómenos más bellos de la naturaleza: una catarata. [11]

“Somos el sueño de ayer que alguien anhelaba,(...) la libertad de mañana.” - Letra de la canción “No pasarán” de María Ruiz con La Otra.

 

 

 

Referencias:

[1] En Madrid en 2018 se realizó el primer paro general de 24hs por el 8M convocando a una Huelga General Feminista.

https://madrid.ccoo.es/noticia:374792--Exito_en_el_inicio_de_la_huelga_convocada_con_motivo_del_8_de_Marzo&opc_id=80036a4c5458895c6259db7c6f57cce7

[2]Video convocando al Paro Internacional de Mujeres:

https://www.youtube.com/watch?v=VOdRtcJxQeo

[3] “Teoría feminista: de los márgenes al centro” pag 66 - bell hooks.

[4] Parafraseando una de las consignas de la Campaña por la convención de los Derechos Sexuales y Reproductivos.

[5]Más sobre la campaña VOTÁ SÍ: https://votasi.uy/

[6] Artículo 392 de la LUC: https://resistencia.uy/392

[7] Título de un ensayo de la activista feminista negra Barbara Smith sobre el problema de la opresión sexista en las comunidades negras. Titulo completo: «Notas para otro artículo más sobre el feminismo negro o, por favor, ¿puede ponerse de pie el verdadero enemigo?»

[8] “Teoría feminista: de los márgenes al centro” pag 50 - bell hooks.

[9] Comparto un artículo realizado el año pasado que aborda el desafío, vigente, que nos dejó el estallido de denuncias por acoso, abuso y violación a través de cuentas de varones en sus diversos espacios de participación.

https://resistencia.org.uy/articulos/424/los-hombres-quieren-mujeres-que-ya-no-somos-y-las-mujeres-queremos-hombres-que-todavia-no-existen

-Aprovecho también para recomendar escuchar el podcast de Clara Serra “Los hombres de verdad tienen curvas”

https://soundcloud.com/search?q=Los%20hombres%20de%20verdad%20tienen%20curvas

[10]“Manual ultravioleta. Feminismo para mirar el mundo”- Clara Serra

[11] Tomo idea de cataratas de descripción que realiza Nuria Varela de lo que significó el feminismo radical para el movimiento feminista en su libro “Feminismo 4.0 la cuarta ola”. Feminismo radical en su origen de lucha contra el sistema, no como lo usan algunas mujeres hoy de una forma esencialista del ser mujer.

Autora: Tamara Abracinskas

Compartir

Comentarios