filename

El presidente ruso, Vladímir Putin, informó este jueves (hora local rusa) sobre el inicio de “una operación militar especial” para defender Donbass.

“He tomado la decisión de llevar a cabo una operación militar especial”, declaró el mandatario durante un mensaje especial a los ciudadanos rusos, y precisó que el objetivo del operativo es “proteger a las personas que han sido objeto de abusos y genocidio por parte del régimen de Kiev durante ocho años”.

“Para ello, nos esforzaremos por desmilitarizar y desnazificar Ucrania. Y también para llevar ante la justicia a quienes han cometido numerosos y sangrientos crímenes contra la población civil, incluidos los ciudadanos de la Federación de Rusia”, agregó.

Desde el 17 de febrero las dos repúblicas autoproclamadas en el oeste de Ucrania, zona de conflicto desde 2014, reportan una intensificación de los ataques a su territorio desde las posiciones de las fuerzas gubernamentales de Ucrania.

Putin subrayó que las circunstancias exigen que Moscú actúe “con firmeza y de inmediato” y señaló que “las Repúblicas Populares de Donbass han solicitado la ayuda de Rusia”.

Asimismo, subrayó que “Rusia no puede existir con una amenaza constante que emana del territorio ucraniano” y que a las autoridades del país “no se les ha dejado otra opción” para proteger el pueblo ruso.

El Gobierno de Ucrania ha impuesto la ley marcial en todo el territorio del país. El Ministerio de Defensa de Rusia aseguró que los militares rusos no realizan ataques contra ciudades ucranianas y no hay amenaza para la población civil.

El jefe de Estado señaló que Rusia no pretende ocupar Ucrania, sino que buscará su desmilitarización. “Nuestros planes no incluyen la ocupación de territorios ucranianos, no vamos a imponer nada a nadie por la fuerza”, agregó.

Al mismo tiempo, recordó el derecho de las naciones a la autodeterminación.

“Ni en el momento de la creación de la URSS, ni después de la Segunda Guerra Mundial, nadie preguntó nunca a los habitantes de estos territorios o de los que conforman la actual Ucrania cómo querían organizar sus vidas. Nuestra política se basa en la libertad”, declaró Putin, añadiendo que se trata de la libertad de cada uno “para determinar su propio futuro y el de sus hijos”.

“Y consideramos importante que todos los pueblos que viven en el territorio de la actual Ucrania puedan ejercer este derecho: el derecho a elegir. Todos los que quieran” manifestó.

El lunes, Putin informó de su decisión de reconocer la independencia de las Repúblicas Populares de Donetsk y Lugansk, tras lo cual se firmaron acuerdos de amistad, cooperación y asistencia mutua entre Rusia y ambas repúblicas.

El martes, Estados Unidos anunció sanciones contra Rusia, que fueron seguidas este miércoles por sanciones de la Unión Europea.

Este propio miércoles, los líderes de Donetsk y Lugansk pidieron a Moscú ayuda ante el deterioro de la situación por las acciones del ejército de Ucrania.

Tras el anuncio del Kremlin en la mañana de este jueves y las noticias sobre operaciones en Donbass, el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, condenó el “ataque temerario y no provocado de Rusia contra Ucrania” y lo consideró “una grave amenaza para la seguridad euroatlántica”.

Biden, por su parte, dijo que es un “ataque no provocado e injustificado” y que “Estados Unidos y sus aliados y socios responderán de manera unida y decisiva”, sin dar más precisiones.

También se sumaron la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, y el primer ministro británico, Boris Johnson, quien aseguró en su cuenta de Twitter que “el Reino Unido y nuestros aliados responderán con determinación”.

Pero al anunciar la operación, Putin recordó que “prácticamente no pasa ni un solo día sin bombardeos en las localidades de Donbass.

“No cesan la matanza de civiles, el asedio, el hostigamiento de personas, incluidos niños, mujeres, ancianos”, lamentó, y agregó que “el llamado mundo civilizado, del cual los colegas occidentales se autodenominan únicos representantes, prefiere no darse cuenta de esto, como si todo este horror, genocidio, al que son sometidas casi cuatro millones de personas, no existiera”.

El representante permanente de Rusia ante la ONU, Vasili Nebenzia, señaló este miércoles ante la Asamblea General de la ONU que la decisión de reconocer la independencia de las Repúblicas Populares de Donetsk y Lugansk es “consecuencia directa de años de sabotaje por parte de Kiev de sus obligaciones directas bajo un conjunto de medidas aprobadas por la resolución 2202 del Consejo de Seguridad”.

Nebenzia aseguró que Ucrania ha eludido durante ocho años el diálogo directo con el Donbass, y que desde entonces “ha seguido y sigue bombardeando a sus propios ciudadanos”.

“Toda la comunidad internacional ha sido engañada por Kiev durante todos estos ocho años, al asegurar su compromiso con los acuerdos de Minsk”, afirmó, recalcando que Ucrania en realidad se ha dedicado a “sabotear” el trabajo del grupo de contacto, a la vez que manifestó que Kiev “no necesita a la gente de Donbass, sino solo su tierra”.

“Lamento decir al final del día que nuestras señales a Kiev sobre la necesidad de detener las provocaciones contra las repúblicas populares de Lugansk y Donetsk no fueron escuchadas y que con la bendición de los curadores occidentales, pueden lograr una solución militar al problema de Donbass”, dijo el funcionario durante la reunión celebrada a petición de Ucrania.

Apuntó que, incluso, la semana pasada había esperanza de que Kiev entrara en razón, pero que para ello se necesitaba un diálogo directo con las repúblicas populares.

“Me gustaría reiterar que la raíz de la crisis actual en torno a Ucrania radica en las acciones de la propia Ucrania, que ha estado involucrada en muchos años en el sabotaje de sus obligaciones directas en virtud del Paquete de Medidas de Minsk”, concluyó.

Según RT, ningún avión civil sobrevuela Ucrania la mañana de este jueves, indican los datos del portal Flightradar24.

El espacio aéreo del país fue restringido este jueves para los vuelos civiles, según NOTAM, un aviso que se crea para alertar a los aviadores de cualquier clase de peligros en una ruta o en algún lugar en especial.

Otros puntos del mensaje de Putin:

–Putin aseguró que todos aquellos militares ucranianos que se nieguen a cumplir las órdenes “criminales” de Kiev y dejen las armas, podrán abandonar la zona de guerra sin obstáculos. Subrayó que ellos habían jurado lealtad a su pueblo “y no a la junta antipopular, que está robando a Ucrania y amedrentando a ese mismo pueblo”.

–“No debe haber ninguna duda de que un ataque directo a Rusia conduciría a la derrota y a consecuencias nefastas para el agresor potencial”.

“Quien intente interferir con nosotros y, más aún, crear amenazas para nuestro país, para nuestro pueblo, debe saber que la respuesta de Rusia será inmediata y le llevará a consecuencias que nunca ha afrontado en su historia. Estamos preparados para cualquier desarrollo, se han tomado todas las decisiones necesarias al respecto. Espero que se me escuche”.

–Sobre la OTAN, dijo que la Alianza está creando sin miramientos amenazas fundamentales año tras año al expandirse en el este de Europa y acercar su infraestructura militar a las fronteras rusas.

“Es algo que nos causa especial inquietud y preocupación. Se trata de esas amenazas fundamentales que, año tras año, paso a paso, crean groseramente y sin miramientos los políticos irresponsables de Occidente contra nuestro país. Me refiero a la expansión del bloque de la OTAN hacia el este, al acercamiento de su infraestructura militar a las fronteras de Rusia”.

“Es bien sabido que durante 30 años hemos tratado de negociar persistente y pacientemente los principios de una seguridad igual e indivisible en Europa con los principales países de la OTAN. Nos hemos enfrentado constantemente a engaños y mentiras cínicas o a intentos de presión y chantaje en respuesta a nuestras propuestas”.

“La maquinaria militar se está moviendo. Y, repito, se acerca a nuestras fronteras”.

 

China: EE.UU. crea pánico acerca de crisis en Ucrania

China acusó este miércoles a Estados Unidos de crear “miedo y pánico” acerca de la crisis en Ucrania, y pidió un diálogo para reducir rápidamente las crecientes tensiones.

Pekín reitera su posición, opuesta a las nuevas sanciones unilaterales impuestas a Rusia, declaró la vocera del Ministerio de Exteriores, Hua Chunying.

Según la portavoz, Estados Unidos ha estado alimentando las tensiones al proporcionar armamento defensivo a Ucrania.

“Sobre la cuestión de Ucrania, a diferencia de Estados Unidos, que sigue enviando armas a Ucrania, creando miedo y pánico y jugando incluso con la amenaza de una guerra, China ha estado pidiendo a todas las partes que respeten y presten atención a las preocupaciones legítimas de seguridad de los demás, que trabajan juntas para solucionar los problemas a través de negociaciones y consultas, y que mantengan la paz y la estabilidad regionales”, dijo Hua en rueda de prensa.

“Para entender correcta y objetivamente la situación de Ucrania y buscar una solución racional y pacífica, es necesario entender el fondo de la cuestión ucraniana y abordar adecuadamente las preocupaciones legítimas de seguridad de los países pertinentes sobre la base de la igualdad y del respeto mutuo”, afirmó.

Las sanciones impuestas a Rusia por Estados Unidos y sus aliados han sido ineficaces en la reducción de las tensiones y causaron “graves dificultades a las economías y los medios de vida de países pertinentes”, apuntó.

 

Desde Donbass denuncian deterioro de la situación por acciones de ejército ucraniano

El portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, dijo este miércoles que Putin recibió cartas de los jefes de ambas repúblicas, que expresaron “una vez más su agradecimiento por el reconocimiento de sus Estados”.

Los líderes de las Repúblicas Populares de Donetsk y Lugansk, Denís Pushilin y Leonid Pásechnik, han pedido al presidente ruso, Vladímir Putin, que ayude a repeler la agresión de Kiev para evitar víctimas civiles y prevenir un desastre humanitario en la región de Donbass, comunicó este miércoles el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov.

De acuerdo con Peskov, “debido a la situación actual y para evitar víctimas entre la población civil y una catástrofe humanitaria”, Pushilin y Pásechnik solicitan en sus cartas a Putin que “ayude a repeler la agresión de las Fuerzas Armadas y formaciones ucranianas sobre la base de los artículos 3 y 4 de los acuerdos de amistad, cooperación y asistencia mutua entre Rusia y las repúblicas”.

Ambos líderes señalaron el deterioro de la situación en Donbass y las amenazas de Kiev.

“Los llamamientos subrayan que los ciudadanos de las repúblicas se ven actualmente obligados a abandonar sus hogares debido al agravamiento de la situación y a las amenazas de Kiev, y su evacuación a Rusia continúa”, declaró el vocero de la presidencia rusa.

“En medio de la actual agresión militar de las Fuerzas Armadas de Ucrania, en las repúblicas se están destruyendo infraestructuras civiles e industriales, escuelas, hospitales, guarderías y, lo que es peor, hay víctimas civiles, incluidos niños”, dijo citando el texto de las notas.

Los líderes de Donetsk y Lugansk señalaron en sus cartas que las autoridades ucranianas siguen “aumentando su presencia militar en la línea de contacto mientras reciben un amplio apoyo, incluso militar, de EE.UU. y otros países occidentales”.

“El régimen de Kiev está centrado en resolver el conflicto por la fuerza”, añadieron.

 

UE sanciona a entidades y altos funcionarios rusos, Moscú responde a sanciones de EEUU

Según un comunicado oficial de la UE, las medidas restrictivas “se aplicarán con las listas adicionales de hoy a un total de 555 personas y 52 entidades”. Foto: Getty Images.

La Unión Europea ha puesto en vigor este miércoles sanciones contra varios funcionarios rusos de alto perfil, incluidos del Ministerio de Defensa y la Cancillería. En la jornada, el Kremlin anunció una “respuesta fuerte” a las sanciones de Estados Unidos, donde una encuesta mostró que es escaso el apoyo público a una participación directa en el conflicto en torno a Ucrania.

Según un comunicado oficial de la UE, las medidas restrictivas “se aplicarán con las listas adicionales de hoy a un total de 555 personas y 52 entidades”.

El nuevo paquete de sanciones de la UE afecta a varios funcionarios rusos de alto perfil, entre ellos el ministro de Defensa ruso, Serguéi Shoigú; el jefe de despacho del presidente ruso, Anton Vaino; el comandante de la Marina, Nikolay Yevmenov; la portavoz de la Cancillería rusa, María Zajárova, y la directora del grupo RT, Margarita Simonyan.

Las penalizaciones personales fueron adaptadas este jueves en respuesta a la decisión de Moscú de reconocer la independencia de las Repúblicas Populares de Donetsk y Lugansk e incluyen a casi 400 personalidades políticas, militares y económicas de la Federación de Rusia, así como a periodistas y figuras públicas.

La UE extenderá medidas restrictivas a los 351 miembros de la Duma Estatal de Rusia que el 15 de febrero votaron a favor de pedir al presidente Putin que reconozca como independientes las autoproclamadas repúblicas de Donetsk y Luhansk”, indicó Bruselas en el comunicado.