filename

En la segunda vuelta de las elecciones del 2019, despuntó un fenómeno nuevo en el Uruguay: la irrupción de la sociedad más allá de directivas partidarias que “bajaran línea”. La auto organización social emergió desde su base. Creció desde el pie.

Este fenómeno cobró mayor consistencia en los meses de recolección de firmas (al menos el 25% del padrón electoral) para habilitar que se plebiscitaran 135 artículos de la Ley de Urgente Consideración (LUC), aprobada por la mayoría parlamentaria de la coalición gobernante.

Al cumplirse el 9 de julio de 2021, el plazo para presentar las firmas, la cifra mínima requerida fue superada holgadamente.

La Corte Electoral estableció que la papeleta a favor de la derogación de los 135 artículos cuestionados, fuera rosada y diga “SI”. La que se opone, fuera celeste y diga “NO”.

Las respectivas campañas han contado con recursos y medios muy desequilibrados. La coalición gobernante, no sólo capta fondos de los sectores socioeconómicos más pudientes de la sociedad, sino que cuenta con el apoyo de la mayoría de los medios de comunicación y dispone del aparato del Estado.

Los propulsores de la derogación de 135 artículos de la LUC, son los sectores menos pudientes de la sociedad, sin medios de comunicación, prácticamente: el papel que juega y que eventualmente pudiera jugar TV Ciudad, de la Intendencia Municipal de Montevideo, no ha sido objeto de definiciones del Frente Amplio, que gobierna el Departamento, ni sometido a consideración ciudadana.

Legisladores nacionales y departamentales, dirigentes sociales y mucho pueblo movilizado han encarado una verdadera “pedagogía política” sobre el significado y alcance de los artículos plebiscitados, en medio de actividades de animación, en los distintos rincones del país.

Así es como “un estudio de la Usina de Percepción Ciudadana, (señala que) 81% de la población recuerda haber visto información de la campaña del Sí en la última semana, mientras que 61% recuerda haber visto del No”1.

La presencia masiva de ciudadanos movilizados representa un salto cualitativo en la vida política uruguaya. Si bien no supone un innovación institucional, pues elementos de democracia directa como el plebiscito y el referéndum, tienen rango constitucional (artículos 331 y 79, respectivamente), el “espíritu del tiempo” va tornando natural que la ciudadanía, y no sólo sus representantes, sea informada, consultada e incorporada a las decisiones institucionales.

La experiencia que lleva a cabo Chile, desde el “estallido social” (18 de octubre de 2019), la Convención Constituyente en funciones y la elección de Gabriel Boric como Presidente de la República (diciembre de 2021), constituyen un referente concreto de la irrupción de la sociedad en la vida institucional.

Por otra parte, el análisis de los gobiernos del Frente Amplio y las proyecciones de futuro, cobran un nuevo significado bajo estas experiencias prácticas de irrupción de la sociedad. Son una “autocrítica” real, concreta y no abstracta, especulativa, desde la vereda de la vida social.

La democracia rebajada

El desplazamiento del Frente Amplio de la conducción del gobierno y de la mayoría parlamentaria, por la coalición derechista encabezada por el presidente Luis Lacalle Pou, se ha traducido en una “democracia rebajada”, en la que se combinan instrumentos de descaecimiento institucional (Ley de Urgente Consideración), social y cultural.

En lo que hace a lo cultural-ideológico la coalición gobernante apela a la “negación del otro” en la “guerra cultural”, instrumento de la geopolítica de Estados Unidos utilizado en los países que busca desestabilizar. “Junten rabia, chilenos” fue la consigna ideada por el gobierno de Nixon y el “Comité de los 40” en su campaña que culminó en el golpe de Estado de Pinochet, en 1973.

La senadora Graciela Bianchi, los usó frecuentemente. Para criticar al Intendente de Canelones, expresó: “Tu no sos democrático, porque sos marxista-leninista, porque estás aliado al Partido Comunista del Uruguay y sos tan marxista como el Partido Socialista ortodoxo….. El MPP no quiere la República y la democracia. En Uruguay no pasarán. Ni por las armas ni por los votos", concluyó2.

El programa anunciado por el Partido Nacional en las elecciones presidenciales del 2019, “Compromiso con el país”3, adelanta medidas conducentes a beneficiar al capital privado, la desigualdad y el autoritarismo, que se han ido implementando.

En el análisis del senador Ec. Daniel Olesker4 “Dos años de gobierno: concentración de la riqueza y Estado mínimo”, señala “El gobierno diseñó su programa en base a tres instrumentos clave: las reformas estructurales a través de la ley de urgente consideración; los cambios en el Estado a través del Presupuesto; y los cambios en la distribución de riqueza a través de la política salarial. Con esto se propuso cumplir cinco objetivos: 1- La reducción estratégica del Estado. 2- Concentración del ingreso. 3- Apertura liberal e irrestricta 4- Desandar el camino de la participación social. 5- Criminalización de la protesta”.

En fin, “El salario real ya lleva dos años de caída consecutiva, acumulando una reducción de 3,1%. Las jubilaciones y pensiones cayeron durante los primeros dos años de este gobierno y volverán a caer en 2022. El salario real ya lleva dos años de caída consecutiva, acumulando una reducción de 3,1%. Las jubilaciones y pensiones cayeron durante los primeros dos años de este gobierno y volverán a caer en 2022. (id.)

Refractario al diálogo y a la participación, para hacer frente a la emergencia provocada por la pandemia de COVID 19, el gobierno Lacalle Pou, no ha tomado en cuenta ninguna de las medidas formuladas por el Frente Amplio, en el documento de 92 páginas "Propuestas para un plan estratégico nacional en respuesta al impacto de la pandemia",5 elaborado por un equipo de decenas de académicos coordinado por el ex presidente Tabaré Vázquez.

A su vez, por los intendentes frenteamplistas de los departamentos de Montevideo, Carolina Cosse, de Canelones, Yamandú Orsi, y de Salto, Andrés Lima, sostuvieron una reunión con el presidente Lacalle Pou, en que la primera le formuló 10 propuestas para enfrentar la pandemia a nivel nacional.6

La primera propuesta era “Crear un gran acuerdo nacional mediante la instalación de una mesa de trabajo”. Con igual suerte que las propuestas del FA.


El futuro ya está siendo

Uruguay se encuentra inserto en el capitalismo global, que se caracteriza por el incremento sostenido de las desigualdades y de los principales problemas ambientales globales (cambio climático, calentamiento global, agujero de ozono, destrucción del bosque tropical húmedo, efecto invernadero, etc.), así como de los mayores problemas de convivencia ciudadana (crisis urbana, inseguridad, narcotráfico).

“Según un macroestudio elaborado por el World Inequality Lab al que ha tenido acceso El País (de Madrid), en los últimos dos años se ha producido una aceleración del proceso de concentración de las rentas y la riqueza que arrancó en la década de los ochenta”7.

Con todo, estos problemas son efectos de la cuestión central que es la de las formas de trabajo, que, ante nuestros ojos está sufriendo una verdadera mutación, que como ha ocurrido siempre conlleva cambios en toda la vida social.

Si bien, como está en su naturaleza, la razón de ser del capitalismo sigue inmutable – la ganancia -, las medios para obtenerla –las tecnologías- han experimentado una verdadera revolución, principalmente las Tecnologías de la Información y la Comunicación. (TICs)

Pero, las TICs no sólo están transformando el trabajo en todas sus dimensiones, sino que transforma la distribución, el comercio, el transporte, la logística.

Más aún, modifica a fondo los modos de conocer ancestrales: con las TICs los más jóvenes les enseñan a los mayores. Las formas de comunicación y esparcimiento se transforman ante nuestros ojos.

Discernir, asimilar y utilizar estas transformaciones en beneficio colectivo e individual es una tarea que involucra a toda la sociedad.

Es, por esencia, una tarea participativa, o sea, en las antípodas del actual gobierno.

Sin embargo, encararla no admite la menor demora. Su forma natural es la participación y su método, el diálogo.

 

 


1 https://ladiaria.com.uy/ 02 03 2022

2 https://www.teledoce.com/ 16/03/2022

3 https://lacallepou.uy/compromiso.pdf

4 https://ladiaria.com.uy/ 05 03 2022

5 20 05 2020 https://www.telenoche.com.uy/

6 20 04 2021 https://montevideo.gub.uy/

7 https://elpais.com/ 07 12 2021 World Inequality Lab, (en francés 'Laboratoire sur les Inégalités Mondiales') es un centro de investigación internacional económica y social dependiente de la 'Escuela de Economía de París (École d’économie de Paris)'1​ que reúne el trabajo de más de 100 investigadores de casi 70 países https://es.wikipedia.org/

Autor: Claudio Iturra

Compartir

Comentarios