filename

Triunfó la Democracia

Con casi 800 mil firmas trabajadores, estudiantes, cooperativistas, feministas, jóvenes y viejos, mujeres y hombres desde sus organizaciones sociales y políticas ensancharon la democracia y obligarán a discutir un proyecto de Ley antidemocrático por forma y contenido que se aprobó en tiempo récord y casi en silencio.

Esta ley es el centro programático del gobierno como lo expresa el diario caganchero de oscuro pasado antidemocrático :” La LUC es el mapa de ruta de este gobierno, la herramienta con la cual quieren llegar a buen puerto. La coalición ganó las elecciones para hacer esto y no otra cosa.”(1) Esta idea es la que editorializa el diario El País el 29 de Junio. Es decir que esta Ley expresa el núcleo del programa político del herrerismo y sus aliados de derecha y ultraderecha. 

Este programa político sostiene en su núcleo de pensamiento la famosa teoría del derrame donde es necesario que el capital se acumule en manos privadas ya que desde la búsqueda del lucro individual y por medio de la reinversión de los excedentes se generará un ciclo virtuoso de crecimiento de la la economía, que termina derramándose a las clases más bajas por medio de la creación de puestos de trabajo.

Esto luego incidirá en aumentos de salarios de la mano del aumento de la productividad además acompañado por una baja de precios y mejora de la calidad de bienes y servicios como subproducto de la competencia entre los actores económicos. Es por ello que para bien de todos lo mejor que puede pasar es estimular a los malla oro y eso será bueno para toda la nación.

Poner límites al capital y su acumulación sólo pueden traducirse a la larga en penurias y servidumbre política para los sectores populares, aun cuando en un corto plazo sean beneficiados por políticas intervencionistas estatales y por el interés inmediato de grupos de presión que distorsionan la marcha natural de la economía queriendo consumir por encima de sus posibilidades.

Es este discurso que desmitificado de toda retórica es el mismo que exponen las cámaras empresariales al decir que se les permita ser solidarios con la creación de empleos eso sí pagando por debajo del Laudo legal correspondiente o dicho de otra forma como hay pobreza podemos utilizar la necesidades de la gente para hacer negocio y ganar más tirándole uno pesos que son mejores que nada.

Desde esta profesión de Fe. que no resiste ningùn análisis histórico, es que se ha desarrollado el herrerismo como idea política, mezclado con un fuerte conservadurismo en lo social y que aún renovado se mantiene cercano a su elementos fundacionales o como dijo el señor Presidente Lacalle Pou el fruto cae cerca del árbol.

Ahora quienes son los árboles que preceden al actual presidente en su augusto linaje patriótico, su abuelo Luis Alberto de Herrera y su padre Luis Lacalle Herrera y de estos árboles está cerca el fruto -

Para remitirnos a comprender un poco el fruto y sus ideas cercanas a quienes lo precedieron , traeré a colación algunas de las ideas fundantes de los mismos .Su abuelo Luis Albertode Herrera dijo que "Mussolini ha mostrado una insólita comprensión de los asuntos sudamericanos y expresó mejoradas las relaciones culturales y económicas entre Italia y Uruguay... En el centro de este formidable movimiento anímico, cívico, patriótico y social, cual propulsor de la obra inmensa, la figura extraordinaria de Benito Mussolini, que llena la época contemporánea"(2).

Para más datos que permitan conocer la ideología de sus predecesores recordemos a Falange española. Falange fue partido político fascista español fundado en 1933 por José Antonio Primo de Rivera,​ que 15 de febrero de 1934 se fusionó con las Juntas de Ofensiva Nacional-Sindicalista (JONS), fundadas por Onésimo Redondo y Ramiro Ledesma Ramos, entre otros. El abuelo del actual presidente, Luis Alberto de Herrera era miembro de la Falange en Uruguay, como lo atestigua José de Torres, dirigente de la Falange que en medio de la acusación politica a Herrera como Nazi en Urugya lo tranquilizaba al escribirle :

"Yo quiero aprovechar esta ocasión para testimoniarle cuánto agradecemos a Falange y yo personalmente el interés y el afecto con que Ud. mira esta Organización, como así mismo su labor en el terreno político a favor de Falange. También lamentamos las molestias que pudieran ocasionarle compañeros de prensa motivados por su interés en Falange, que si estuviese en nuestra mano, evitaríamos gustosamente (...) no dude que todos los afiliados ven con honda simpatía su labor política y están en espíritu con Ud. que tanto nos distingue y nos ayuda. Para evitar que indiscreciones de los empleados de Administración puedan dar fundamento a las críticas antes mencionadas he mandado retirar su ficha administrativa de las oficinas de administración, pero la conservo en mi fichero particular considerando que ella honra los ficheros de Falange, como así mismo recibiré con mucho gusto y como un honor los donativos que en forma periódica u ocasional Ud. haga para la obra social de Falange en el Uruguay”  

Su supuesto anti imperialismo en realidad en una situación de confrontacióin mudial al Nazi fascismo tenía una lectura bien diferente del antiimperialismo de Leandro Gomez combatiendo a Venancio FLores y al Imperio Brasilero “Hasta Sucumbir”. En realidad es todo lo contrario a la resistencia de la heroica declararse neutral frente a la barbarie nazi fascista.

Sobre el árbol más cercano al actual Presidente, ya conocemos su programa político: privatizaciones, supresión de los consejos de Salario, apertura destructiva para la industria nacional, pro imperialismo yanqui, ocultamiento de la verdad y la justicia en una mezcla muy sui géneris del Neoliberalismo con el Nacionalcatolicismo español, dirigido éste último por el Dictador español Francisco Franco, quien luego de 40 años de dictadura fascista llevó a España al más brutal atraso económico y a ser el país con mayor cantidad de desaparecidos del Mundo.

Sobre este brutal dictador el padre del actual presidente y expresidente uruguayo escribió:

 

 UN JEFE

Verle, para nosotros que tanto habíamos oído hablar de él a los nuestros, fue algo muy especial.

Con un poco de atrevimiento y mucha esperanza, habíamos solicitado la correspondiente audiencia. Concedida esta, parecía que nunca iba a llegar el día indicado, hasta que, por fin, estábamos entrando al Pardo.

Llegábamos con retraso para ver a la famosa guardia mora que nos fascinara de chicos con mil y una historias. Correctos guardias con un uniforme bastante común hacían sus veces. Salones y más salones entrevistos al pasar. Una breve espera junto al Marqués de Casa de Loja, y no tardaron en abrirse las puertas del despacho donde de pie y con mirada impenetrable esperaba Francisco Franco Bahamonde, jefe del Estado Español, en pocas letras “el caudillo”, nombre con el cual se le designó siempre en casa. De mediana estatura, vestido con castrense sencillez y elegancia. Su uniforme con banda roja de Capitán General a la cintura y en el pecho una sola condecoración. Una sola, pero suficiente para eclipsar a todas las del mundo: la Laureada, la de los sobrevivientes, la de los casi inmortales !

Pocos hombres han sido traídos y llevados en el comentario del mundo. Pocos hombres han gravitado tanto en la escena del mundo. Pocos han tenido tan larga parte en los planes de la Providencia.

En la vida, en la historia como toda cosa humana, la cifra es el hombre. Ideas, teorías, y planes se reducen a la unidad hecha a imagen y semejanza de Dios. El Jefe, el Conductor, el Caudillo, eternos en el tiempo son la sublimación de hombre sin perder por ello su esencial carácter de ser vivo y real. El que no concibe o no comprende la figura de un jefe, carece de un elemento primordial para juzgar los hechos. La raza latina es generosa en figuras enormes. En figuras que sin perder la dimensión de mortales, dejan en el paso del tiempo estampada su huella de manera particularmente imperecedera. Antes de conocer a Franco conocíamos ya un Jefe. El nuestro de ayer, de hoy, y de siempre. El caudillo de España era el segundo. Bastó que sus ojos claros miraran con profundidad para que lo comprendiéramos.

Habló, más que habló, expuso. Cuarenta y cinco extraordinarios y maravillosos minutos. Ni una coma de lo dicho se ha borrado de la memoria. El tema: España. Occidente, la obra de veinte y tres años, el futuro. Una mañana única en la vida. Por ello he querido que su recuerdo quedara grabado en estas páginas. Y porque al conocer a este hombre, le renovábamos la lealtad y la admiración de tres generaciones de gente de nuestra sangre.”(3)

Claramente estos dos políticos son los árboles de los cuales cayó cerca el fruto. Estos son los referentes históricos del el Herrerismo, y el espacio ideologíco en es cual el Herrerismo dentro de la coalición de gobierno propone esta Ley de Urgente Consideración, que definen como la razón de ser de su Gobierno. 

Es el Herrerismo, en clara representación de los intereses más retrógrados y elitistas de nuestro país en el gobierno el. autor intelectual de esta ley. Un sector político, que como lo expresara Lorenzo Carnelli, asociado con “el conservadurismo y los sectores rurales de más altos ingresos, había dominado el partido, con una constante referencia a la disciplina partidaria, una excusa que no dejaba crecer ni la presión ni la expresión de los obreros en el partido”, y a esa alianza oscurantista es a quien el pueblo organizado le ganó este primer tiempo, asegurando que ¡Habrá referéndum! ·(4) 

Estas ideas son las que confrontamos con casi 800 mil firmas para llevar a referéndum, estas ideas son contra las cuales luchamos miles y miles de uruguayas y uruguayos que armados con una lapicera y una almohadilla levantamos los ideales artiguistas de libertad, democracia y justicia social donde los más infelices sean los más privilegiados . estas ideas son las que enfrentamos quienes no tenemos otros enemigos que los que se oponen a la pública felicidad.

 

 

 

 

1 Editorial del Diario El País Martes, 29 Junio 2021 04:00

2 Archivo del Dr. Luis A. de Herrera. Correspondencia, 1937, Tomo XLVI. Museo Histórico Nacional.

3 Del libro: “TRASFOGUERO” de Luis Alberto LACALLE Editado por Talleres Gráficos Donostia – 1962 – Página 26

4(Zubillaga, 1979: 99).

Autor: Diego Alonso

Compartir

Comentarios