filename

Este es el segundo artículo de una serie que trata de abordar la realidad de ANCAP y sus vinculadas. En esta oportunidad reflexionamos sobre el negocio Portland.


El Portland ANCAP transita el camino de la privatización. El Directorio del ente resolvió buscar un socio privado mediante un proceso licitatorio hacia una asociación integral en el negocio de cemento y cal de ANCAP que inicia en enero 2022. Actualmente ANCAP tiene el 38 % del mercado, a través de una de sus empresas, Cementos del Plata, el resto del mercado está compartido con: Cementos Artigas, Compañía Nacional de Cementos, CNC de pan De Azúcar, Charrúa y Cielo Azul (recientemente instalada en el país). Titulan la licitación como una “solución integral” a las dificultades que atraviesa el negocio por la alta competitividad y los costos internos de producción. Es integral porque abarcaría: el Portland, la cal, la utilización de reservas de piedra caliza, la infraestructura de las plantas existentes y el uso de la marca Ancap en el mercado local e internacional.

La decisión fue tomada por parte del gobierno, en septiembre 2021, el presidente Luis Lacalle Pou anunció que se iba a avanzar en “modernizar" la empresa estatal(1). Lo resuelto tomó a muchos por sorpresa ya que en agosto la dirección del ente anunciaba a sus trabajadores que no se tomarían decisiones sobre el futuro del Portland hasta después de los resultados del referéndum por la LUC. ¡Vaya que sorprendió! Anteriormente, en marzo del 2020(2) el presidente de ANCAP había dispuesto la creación de un grupo de trabajo para recopilar, analizar y ampliar la información existente sobre la situación del negocio de Pórtland. De dicho análisis concluyó un diagnóstico preliminar y proyectó una serie de escenarios económicos y financieros. Los escenarios planteados fueron:

Continuar la operación únicamente en la planta de Minas con inversiones mínimas y suspender la producción en Paysandú.

Suspender la operativa en Paysandú y continuar únicamente operando en Minas, con una conversión del horno a vía seca.

Operar en Minas y un posible proyecto de producción en Paysandú orientado al mercado regional (Argentina principalmente) con un privado a cargo de la inversión a través de licitación o llamado público a interesados para proyecto cementero en Paysandú, en donde se les permitiría la utilización de activos, instalaciones y el proyecto del tercer horno para producir. Y ANCAP solo sería proveedor de piedra caliza.

En desacuerdo con el análisis, los sindicatos SUNCA y Federación ANCAP (FANCAP), en el marco de la Coordinadora de Sindicatos de ANCAP, y con asesoramiento profesional económico elaboraron un cuarto escenario, una propuesta para el desarrollo de la industria cementera estatal:

Continuar con todas las plantas de producción y despacho. Inversiones en la línea de producción del horno 3 y molinos. Ley de compras públicas para la protección de la industria nacional enmarcado en un Plan Nacional de Obra Pública, con foco en la vivienda. Utilización de energías renovables en el proceso productivo. Incrementar la producción para exportar. Exonerar del impuesto IRAE (al igual que a los privados). Generación de empleo con la instalación del Horno y otras iniciativas protectoras de empleo en Paysandú, Lavalleja, Treinta y Tres y Montevideo.

Pero este nuevo escenario, la "solución integral", es el peor designio. En esencia lo único que buscan es mantener la P de ANCAP como estrategia comercial.

Pedimos un Jano para el Portland, que en la mitología romana, es el dios de las puertas, los comienzos y los finales que es representado con dos caras, mirando hacia ambos lados de su perfil. Resulta fundamental ver todas las caras de Jano. Para ANCAP es una realidad que en la industria cementera haya pérdidas acumuladas en los últimos años, que se tiene una estructura de costos excesiva en relación a los competidores y que la estructura productiva es antigua. Ahora, debemos cuestionar ¿por qué el gobierno ha sido tan arrogante en no dar respuesta al escenario presentado por la clase trabajadora en octubre 2021 en el parlamento? O ¿por qué razón se encajona la iniciativa de una ley de compras públicas presentada por un sector del Frente Amplio? Con estas preguntas vamos mirando la otra cara: hay una excelente valoración del Portland ANCAP en el mercado (confianza en la empresa y calidad del producto), a pesar de que tenemos un mercado limitado y con la demanda satisfecha por todos los actores, ANCAP mantiene una muy buena posición comercial que la competencia ambiciona. Uruguay tiene capacidad de producción para exportar, en la región históricamente ha habido déficit de Portland, nuestras plantas tienen una ubicación geográfica que garantizan el éxito para la expansión del negocio, que tenemos una reserva de piedra caliza vastísima valuada en 10.000 millones de USD y de excelente calidad.

Se decía que Jano vigilaba el pasado y futuro. Si miramos al pasado, unos 23 años después de la creación de ANCAP (1931) recién se logra incorporar la línea de negocio Portland, esto se debió a las presiones de los privados a las cuales respondieron muchos gobiernos. La falta de inversión para el mantenimiento de la planta también ha sido un reclamo desde sus inicios. Así también las decisiones de mala gestión que han llevado a las plantas a escenarios de precariedad, como por ejemplo: no haber finalizado las inversiones iniciadas por el gobierno del Frente Amplio para la instalación del Horno 3 (desde 1950 hasta el 2011 no se realizaba una modernización en ninguna de las dos plantas Minas y Paysandú).

Pero ante el proceso privatizador iniciado por el ex-presidente Batlle, un 27/12/2001, el Parlamento con los votos de todo el Partido Colorado, el Partido Nacional, y el Partido Independiente aprobaron la ley 17.448 de privatización de ANCAP, la que disponía la desmonopolización de los combustibles y establecía acuerdos para “asociar” ANCAP con una empresa multinacional. La Comisión en Defensa de ANCAP (FANCAP, el PIT CNT, FUCVAM, FEUU, FA y algunos sectores de derecha) promovieron el referéndum para derogar la iniciativa y el 7/12/2003, con el pronunciamiento popular del 63 % de votos a favor de la derogación se dió fin a ese proceso. El resultado fue interpretado como una derrota al modelo económico “ neoliberal y privatizador”( Hugo de Mello, dirigente sindical FANCAP).

Hoy, debe respetarse la voluntad del soberano y no pretender engañar al pueblo con reformas enmascaradas en necesidad de licitación cuando la verdadera intención de gobierno es nuevamente “la privatización”. ¿Por qué Lacalle Pou no se atreve a decir claramente lo que busca y conversar directamente sobre sus ambiciones? ¿Por qué hace lo mismo que con la LUC y resuelve entre cuatro paredes cambios trascendentales para la vida de todas y todos que afectan la soberanía nacional y nuestros derechos?

Finalmente los dejo con unas últimas reflexiones: el negocio Portland le sirve a los privados pero más al Estado uruguayo. Debemos cuidar los cientos de puestos de trabajo que sostiene el ente y para los cuales el “privado” no asumiría ningún compromiso de mantener. Para la sustentabilidad del negocio debemos exportar Portland a precios competitivos pero esto será si se realizan las inversiones necesarias y se buscan socios comerciales que permitan la expansión. El Portland nacional debe y puede atender el gran déficit habitacional garantizando un derecho humano fundamental reconocido en el artículo 45 de nuestra Constitución: “Todo habitante de la República tiene derecho a gozar de vivienda decorosa”(...)(3). Y esto se atiende a través de un Plan Nacional de Vivienda e Infraestructura y no con un artículo de la LUC que promueve el alquiler sin garantías y que agudiza la desigualdad social con sus “desalojos express”. En el contexto económico es importante la inversión pública para la reactivación económica. Y por último, los entes autónomos son parte de una concepción empresarial Estatal soberana del desarrollo productivo, social y económico en nuestro país y debemos cuidarlos.(4)


(1) https://www.elpais.com.uy/negocios/noticias/ancap-socio-privado-reflotar-portland-da-perdidas-competencia.html

(2) https://intranet.ancap.com.uy/srv/file/601c33d45800ae11dc28861d

(3) https://www.impo.com.uy/bases/constitucion/1967-1967/45#:~:text=Todo%20habitante%20de%20la%20Rep%C3%BAblica,capitales%20privados%20para%20ese%20fin.

(4) Claroscuros de la inversión de cementos ANCAP Minas, Luis Pais Riverón.

Imagen de portada: Portland del portal ANCAP.


 

Autora: Laura Martínez

Compartir

Comentarios