filename

En varios artículos he venido desarrollando dos líneas conceptuales generales. La primera es que el objetivo central de este gobierno es crear las condiciones que permitan la acumulación de capital, que beneficia exclusivamente al porcentaje más rico de la población. Lo segundo es que esta agenda necesariamente debe imponerse a costa de los derechos y condiciones de vida de la gran mayoría de la población y por ello la democracia es contradictoria con el plan político desarrollado por la coalición  rosquera en el Gobierno.

Junto a estas dos líneas fundamentales que se desarrollan hacia el interior del país, también se lleva adelante una reconfiguración del rol internacional de la República, aumentando la dependencia y subordinación a los intereses del gran Capital y del Imperialismo yanqui.

El carácter fascistoide de la actual coalición de gobierno no está determinado entonces por la participación de militares en la coalición , sino por el modelo de país a construir en el cual se garantice que el 1 % de la población, esos 2500 ultra ricos que detentan el doble de la riqueza del 50% más pobre de la población, es incompatible con la democracia incluso en sus versiones más liberales.

Esto es lo que lleva a la elección de la utilización espuria de un mecanismo como la  LUC para aprobar un programa, antinacional y antipopular que además es antidemocrático por forma y contenido. Esto también es lo que lleva a no votar el desafuero del Senador Manini Rios, que no es facho por ser militar,  sino por los intereses de clase que representa.

Por ello no se tomó ninguna medida que grave al Capital durante esta pandemia y fuimos el país que menos invirtió del continente en políticas sociales.Por eso enfrentaremos un presupuesto de recortes en inversión en políticas sociales, en salud y educación, pero con aumento del gasto militar. Por eso también se impulsa una Ley de Medios hecha a medida de los intereses de los monopolios mediáticos nacionales y transnacionales.

Y por eso también la inflación en este último periodo fue mucho mayor en los sectores empobrecidos que en los sectores más pudientes de la sociedad. Un artículo en la Diaria publicado por Fernando Esponda (2020) estudia cómo evolucionó la inflación en este año comparando a los pobres y los ricos y las conclusiones son totalmente coherentes con el modelo de país que se impulsa.

Sostiene el articulo que “en 2020 se verificó la mayor separación entre la inflación de los pobres y los ricos de los últimos diez años”. Es decir que en plena pandemia los pobres fueron doblemente perjudicados, ausencia de politicas redistributivas y aumento mayor de la inflación.

Continua profundizando el estudio de la realidad de forma que sostiene que:

“En los últimos tiempos la inflación de los pobres siempre superó a la de los ricos, e incluso se llegó a un récord hace tan sólo tres meses, en plena pandemia, cuando en el mes de mayo la distancia entre las inflaciones de ambas poblaciones alcanzó el 2,7%... mientras que en el período de 2016 la inflación fue parecida para las personas con diferentes ingresos, durante 2020 la inflación de los pobres alcanzó el 12%, mientras que la de los ricos nunca superó el 10%.”

Y esto además en una coyuntura donde las pautas de negociación colectiva implican -reconocido esto  por el propio gobierno- pérdida de salario real tanto para los trabajadores públicos como privados y también para los jubilados que ajustan por el índice medio de salarios, lo cual lleva a que la pérdida aceptada aún será mayor para los salarios y jubilaciones más deprimidas.

Es decir que miremos desde el angulo que queramos estamos frente al gobierno que representa los intereses del 1% más rico del Uruguay.

 

 

Esponda .F 2020 8 de agosto Uruguay Montevideo La Diaria La inflación de los pobres y de los ricos | la diaria | Uruguay

Autor: Diego Alonso

Compartir

Comentarios